Ya en la normalidad, los opositores deben manifestarse en las calles, no sólo en redes sociales: AMLO

, , Comentarios desactivados en Ya en la normalidad, los opositores deben manifestarse en las calles, no sólo en redes sociales: AMLO

AMLO en La Mañanera

*Ofrece disculpas a médicos pero es una realidad que se mercantilizó la medicina, un gran negocio

Ofrezco disculpas a los médicos sí se sintieron ofendidos con lo que dije de que se han mercantilizado, pero no fue eso, no. Hablé de -todo el tiempo lo hago- de cómo los médicos tienen una vocación humanista, imagínense, era médico Ernesto ‘Che’ Guevara, médico, el mejor presidente de América Latina Salvador Allende. ¡Cómo voy a hablar mal de los médicos! A mí me salvó la vida un grupo de médicos. No, es que todo lo están tergiversando, todo, todo, todo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

No dije eso. Hablé de algunos médicos, porque también es una realidad que se mercantilizó la medicina, es parte del modelo neoliberal, si se robaban las medicinas, imagínense. Uno de los negocios más jugosos en el pasado era el de la compra de las medicinas, no solo eso, adulteraban los medicamentos.

Entonces lo que dije fue que había médicos que sólo les interesaba eso, el dinero, como todo, como en el gremio empresarial, como en el gremio periodístico, como en el gremio de los legisladores, de los políticos, de todo, ni modo que haya un gremio puro, no, siempre hay desgraciadamente, y no sólo en México en el mundo, quienes están dominados por la ambición, por el lucro, y a eso me referí de los médicos.

En la conferencia de prensa mañanera del lunes 11, señaló que hay también, no sólo médicos, hospitales en donde lo primero es: ¿Qué tienes?, dame tu tarjeta’, aunque se vaya muriendo el paciente, y eso fue a lo que me referí.

Dije de un médico que pregunta:

-¿Qué tienes?

-No, me duele aquí.

-No, no, no, ¿qué tienes de recurso?

Y no es hablar al tanteo. ¿Cuántas operaciones se hacen sin necesidad?, ¿o no existe eso? desde luego no podemos generalizar, no podemos generalizar.

-Lo que ellos dicen que este tipo de declaraciones no abonan al ambiente que hay de…

-No, sí abonan, ¿cómo no van a abonar?

-De violencia contra los médicos.

-No, no, no, es distinto completamente, no, no, abona para que les dé vergüenza a los que hacen eso. Antes no se hablaba de ese tema, claro que no les gusta, algunos hasta les daban medallas al mérito.

¿Qué nos decían antes?

‘Estudia para que cuando seas grande seas como don fulano, un reverendo ladrón’, y se dedicaban a robar, a engañar, y no perdían ni siquiera su respetabilidad, eso ya no se puede. Les molesta, pues sí.

-Fíjate que ni sabía yo cuál era el motivo porque no tengo problema de conciencia, ni sabía. Ahora quién sabe que van a decir, no los médicos, sino los adversarios, pero está muy interesante todo lo que está sucediendo. Nada más no enojarnos, sino debatir, es que se deben de sentir mal porque eran los intocables, no se podía tocar al intocable y ahora es otra cosa, la gente está participando como nunca, escribiendo, manifestándose, mostrando su inteligencia.

Así como a los ingenieros les cuesta trabajo aceptar de que la gente puede hacer un camino sin ellos o a los arquitectos también les cuesta el que la gente, una familia puede hacer una casa sin ellos, así los periodistas o los columnistas, a los expertos les cuesta muchísimo aceptar que la gente tiene un instinto certero y que es más inteligente que nosotros, porque se despreciaba al pueblo, el pueblo no existía, todo eran los enjuagues arriba.

Comían los políticos con los dueños de los periódicos, los dueños de los medios de comunicación, las antesalas de las oficinas públicas llenas de los representantes de los grupos de intereses creados, al pueblo nunca se le daba oportunidad, no contaba, decían: ‘La política es asunto de los políticos’.

En el tiempo del neoliberalismo los técnicos se creían científicos, se elevó la técnica a rango supremo y ahí sí la economía asunto de los economistas, como si fuese algo tan complejo, inalcanzable. ¿Cómo le hace la gente para estirar su presupuesto?

Esos sí son buenos economistas, sobre todo las mujeres que reciben el salario y hacen milagros. ¿Qué economistas buenos pueden ser estos tecnócratas que si les faltaba dinero lo único que se les ocurría era pedir créditos y endeudar al país?, ¿qué buenos economistas pueden ser estos tecnócratas si en una crisis, en vez de bajarse los sueldos y de apretarse el cinturón, seguían manteniendo los privilegios y comprando aviones de lujo, y carros blindados y moverse rodeados de guardaespaldas?

Imagínense. ¡Qué vergüenza que en México el presidente era cuidado por ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial, ocho mil elementos para cuidar al presidente! De eso no se habla, lo veían muy bien.

¿Quién cuestionó cuando Calderón le dejó comprado el avión presidencial a Peña Nieto?, ¿dónde están los reportajes? Ahora por cualquier cosa, pero qué bien que estén en ese plan, para que vayan acostumbrándose.

¿Saben qué se hacía con la libertad de expresión?

Se negociaba. Por eso se tenían medios, para sacar prebendas, no se ejercía la libertad de expresión, de prensa, era letra muerta y era usada para sacar provecho particular.

Por eso qué bien que son opositores. Si ya también por eso quiero que regresemos a la normalidad, para que no estén nada más oponiéndose en las redes sociales, sino que se manifiesten en las calles, que les dé el sol, que se mojen.

Esa es la oposición, lo otro es muy cómodo nada más estar ahí conspirando desde el aparato.