Un año más para consolidar la transformación; no estamos simulando: AMLO

, , Comentarios desactivados en Un año más para consolidar la transformación; no estamos simulando: AMLO

AMLO a un año de Gobierno

*No estamos jugando, será imposible regresar a la época de oprobio, dijo; hubo marcha en contra

Con una marcha de protesta del Monumento a la Independencia al Monumento a la Revolución, en la que participaron partidos y políticos opositores, familias agraviadas por la violencia como Los LeBaron u opositores sistemáticos como el ex Presidente Vicente Fox, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió un año más para consolidar la obra de transformación.

Desde la Plaza de la Constitución, el presidente AMLO dijo:

Es indudable que estos primeros 12 meses hemos avanzado mucho, pero aún estamos en un proceso de transición, todavía lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no termina de nacer. Eso sí, no estamos jugando, no estamos simulando. Está en marcha una nueva forma de hacer política, un cambio de régimen. Ya no es más de lo mismo, ahora nos guiamos por la honestidad, la democracia y el humanismo.

¿Cuánto tiempo necesitaremos para consolidar la obra de transformación?

Pienso que un año más, es decir, en diciembre, y aquí nos vamos a volver a encontrar, de 2020, ya estarán establecidas las bases para la construcción de una patria nueva. Para entonces, ante cualquier circunstancia, será prácticamente imposible regresar a la época de oprobio que significó el periodo neoliberal o neoporfirista. Estoy seguro de que cuando cumplamos dos años de gobierno los conservadores ya no podrán revertir los cambios.

¿Qué decía Juárez, entre otras cosas, en circunstancias como esta, cuando se estaba llevando a cabo la segunda transformación, la época de la Reforma, momentos mucho más difíciles que los que estamos viviendo?

Decía Juárez: ‘El triunfo de la reacción es moralmente imposible’.

Para no ser tan tajante, tendrían que esforzarse muchísimo y pasar mucha vergüenza para retroceder a los tiempos aciagos de la corrupción, de los contratos leoninos, de la condonación de impuestos, de los fraudes electorales, del abandono a los jóvenes, del racismo, del desprecio a los pobres y del ‘mátalos en caliente’.

Pero lo que más deseo con toda mi alma es que para entonces, en un año más, vivamos en una sociedad mejor, más libre, justa, próspera, democrática, pacífica y, sobre todo, fraterna.

Durante mi larga vida pública y sobre todo en los momentos más difíciles, siempre he tenido un ángel de la guarda que se llama pueblo. Ustedes siempre me han apoyado y me han sacado a flote porque el pueblo es mucha pieza. Al pueblo le debo todo lo que soy, por eso los seguiré escuchando, atendiendo, sirviendo y nunca jamás lo traicionaré.

Gracias por la protección y el apoyo que recibo de ustedes y de mucha, mucha gente.

Yo sólo soy un dirigente. El pueblo es el gran señor, el amo, el soberano, el gobernante, el que verdaderamente manda, gobierna y transforma.

No olvido y siempre recuerdo lo que decía el presidente Benito Juárez con tanta profundidad y sencillez: ‘Con el pueblo, todo; sin el pueblo, nada’.