También Madero retiró la subvención que daba Porfirio Díaz a los periódicos: AMLO

, , Comentarios desactivados en También Madero retiró la subvención que daba Porfirio Díaz a los periódicos: AMLO

AMLO en la mañanera del miércoles 7 de octubre

*Algunos diputados representan intereses, no al pueblo; pide terminar con fideicomisos fraudulentos

Me llama la atención que estén defendiendo con tanta pasión el que se mantengan los fideicomisos que se manejaban sin transparencia, de manera discrecional, no se sabe cómo se ejercía el presupuesto y donde, se sabe, hay antecedentes de corrupción dijo el presidente Andrés ManuelLópez Obrador.

Agregó que nuestros adversarios, los conservadores ayer -porque se articulan para hacer cuestionamientos- decían: ‘¡Qué contradicción!, está el huracán Delta, que va a causar daños, y al mismo tiempo se está desapareciendo el Fonden, ¿por qué desaparecer el Fonden?’

¿Por qué vamos a desaparecer el Fonden?, porque hay elementos suficientes para sostener que era una especie de caja chica, bueno, ni tan chica, para funcionarios que compraban de todo aprovechando que había una emergencia sin licitar. Miles de millones de pesos en catres, en láminas de zinc, en todo, a precios elevadísimos. Hay gente que vivía de venderle a Gobernación, de venderle al Fonden, que hacía jugosos negocios; bueno, eso no tiene nada que ver con el hecho de que nosotros tenemos que apoyar a damnificados.

¿Cómo lo vamos a hacer?, pues para eso está la Secretaría de Hacienda, para eso está la Secretaría de Bienestar, para eso está la Dirección de Protección Civil, para eso está la Secretaría de Marina con su Plan Marina, la Secretaría de la Defensa con el Plan DN-III. No quiere decir que se va a dejar de atender a la gente, lo que no queremos es la corrupción.

Entonces, cuando defienden así, de manera tan apasionada, pues lo que hay detrás son intereses creados, son representantes de grupos de intereses creados los legisladores, no todos desde luego. No son representantes del pueblo, ofrezco disculpas, son representantes de grupos de intereses creados.

Entonces, ya no es así, los legisladores tienen que representar al pueblo, todos tenemos que representar al pueblo. El gobierno es del pueblo, no es de los farmacéuticos, no es de los intelectuales orgánicos, no es de científicos que sólo buscan provecho personal, el gobierno es de todos, es de todo el pueblo. Desde luego que tampoco el gobierno es para los medios de información, o sea, que va a estar el gobierno al servicio de los medios de información, como era antes. Entonces, ya se terminó eso.

Ojalá y aprueben el que se terminen estos fideicomisos, estos fondos fraudulentos, de manejo totalmente opaco, oscuro de los fondos. Qué se tiene que preocupar un cineasta joven que quiere desarrollarse y quiere tener apoyo si va a ser atendido y va a seguir teniendo su apoyo, un deportista de alto rendimiento todo el apoyo que se requiere, mucho más los afectados. Quien pierde sus muebles por una inundación, quien pierde sus cosechas, quien requiere de apoyo, pues tenemos que ayudarlo, ahí no hay límite, esa es la función del gobierno. Entonces, sí es interesante lo que está sucediendo.

Y pues también pedirles a los legisladores, como a todos, que resuelvan sus diferencias de manera pacífica. ¿Qué es eso de estar agrediendo, de estarse pateando?. El conservadurismo es muy autoritario, el conservadurismo, aparte de que tiene como doctrina la hipocresía, que además pueden estar pegando una patada, dice: ‘Tú fuiste primero’, esa es su característica, ‘tú fuiste quien me agrediste’, siempre es así, o sea, es el doble discurso. Ya lo he dicho muchas veces, la doctrina del conservadurismo es la hipocresía, son muy corruptos, también por eso el coraje.

‘¡Cómo! si antes no pagábamos impuestos, si antes el gobierno sólo nos atendía a nosotros, no sólo eso, nosotros teníamos secuestrado al gobierno, tomado al gobierno, el gobierno era nuestro, nosotros éramos los dueños del gobierno, cómo le van a estar dando ahora apoyo a la gente pobre repartiendo dinero a los pobres, dándole becas a los estudiantes pobres, si eso ni siquiera es educación.’

Entonces, muy reaccionarios y también muy agresivos, muy autoritarios.

Este escritor de best seller que escribe para conservadores, para lectores conservadores, yo recuerdo que antes -que son buenas personas pues- en comparación con intelectuales serios, grandes escritores, vendía más en un tiempo, Pazos, Luis Pazos, que Fuentes, que Carlos Fuentes, porque escribía sobre lo que este sector conservador del país quería escuchar o leer, o reafirmar sus convicciones conservadoras, entonces vendía miles de ejemplares.

Yo hasta una vez le dije: Oye, eres un fenómeno, Luis. Me acuerdo que le dije: ¿Dónde estudiaste economía?, porque escribía sobre eso. ‘No, -dice- soy abogado’.

Porque todo mundo pensaba que como el tema era lo relacionado con lo económico y era desde luego el cuestionamiento a las políticas públicas, a Pemex, a la Comisión Federal de Electricidad, todo lo que después se convirtió; ellos triunfaron porque esa concepción privatizadora fue la que se impuso durante el periodo neoliberal, la de Luis Pazos, que es una muy buena persona, o sea, no es asunto de diferencias con él, es nada más apuntar lo que ha significado ese pensamiento.

Luego, Loret de Mola papá, escribía y también 100, 200 mil ejemplares; otro es este señor el que nos quiere quemar uno a uno en el Zócalo, se llama Martín Moreno, muy leído por este sector.

Entonces, esa es una característica del conservadurismo el que son muy, muy autoritarios.

Yo aquí quiero aprovechar también para llamar a todos y en particular quienes encabezan estos movimientos a que no hagan apología de la violencia, porque he escuchado una o dos veces a los dirigentes de Frenaaa y es un discurso no sólo incendiario, sino muy destructivo, incluso no sólo por lo que deseen al prójimo, sino por lo que ellos podrían hacerse de daño con tal de trascender o de afectar en este caso nuestro movimiento.

Yo los llamo a la calma, a la cordura. Podemos tener diferencias, pero pues como decía Juárez, somos mexicanos, o sea, los reaccionarios son también mexicanos, y podrían decir los reaccionarios, nosotros los liberales, también son mexicanos y somos seres humanos, y respetarnos y no agredirnos, porque sí es una especie de fanatismo muy especial, pues es que eso está en la historia, es Hitler, es Franco, es Pinochet, no estoy inventando nada de lo que son capaces. Además, si hay cauces democráticos en el país, elecciones, si se respetan las libertades, la libertad de expresión, de manifestación de las ideas… Lo he dicho, nunca habían insultado tanto a un presidente desde Madero, como ahora. Nunca. Y lo puedo probar.

Yo tengo la ventaja, con relación al presidente Madero, Apóstol de la Democracia, un hombre bueno, yo tengo la ventaja que puedo replicar, tengo este medio para replicar y para informar, para hablarle a la gente. El presidente Madero recibió todos los ataques. Además, decide también quitarles la subvención a los periódicos, todo lo que entregaba Porfirio Díaz, todo el maíz, les quita la subvención y además queda la prensa porfirista, entonces lo atacaban, pero como a nadie, a él, a su esposa, a su hermano Gustavo, las caricaturas, o sea, toda la prensa, los intelectuales, la inmensa mayoría en contra. Es cosa de conocer.

Entonces, ese tipo de cuestiones que se están ahora resolviendo en la cámara, pues es producto de este coraje de ya no tener ellos la posibilidad de decidir, pero sólo en los últimos tiempos estuvieron 36 años en el gobierno, 36 años manejando a su antojo el Congreso, haciendo las reformas que les convenían para saquear al país, para favorecer a las minorías y empobrecer al pueblo. Se entiende que ahora estén molestos, pero hay que tranquilizarse, serenarse todos. Los señores del Frenaaa pueden permanecer ahí, nada más que vengan a descansar al Zócalo porque no llegan los dirigentes, ya le ofrecí ponerles una enramada y colgarles unas hamacas grandes a Junco, el de Reforma, y a otro señor; ni siquiera así llegan, no llegan los dirigentes.

Ayer que hubo viento volaban las casillas de las casas de campaña, me estaban echando la culpa a mí de que desde aquí tenía ventiladores gigantes.