Se va a terminar con la práctica de que el delincuente sale riéndose de la cárcel: López Obrador

, , Comentarios desactivados en Se va a terminar con la práctica de que el delincuente sale riéndose de la cárcel: López Obrador

*

En Lagos de Moreno, Jalisco

Respetuoso mensaje” a jueces y magistrados: se va a acabar con la corrupción en juzgados y tribunales, dijo

Desde Lagos de Moreno, Jalisco, durante la inauguración del cuartel de la Guardia Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió “un mensaje respetuoso” a  jueces y magistrados de los poderes judiciales, locales y federal:  Se va a terminar también la corrupción en los juzgados, en los tribunales. Somos muy respetuosos del Poder Judicial porque somos respetuosos de la Constitución y queremos que haya un auténtico Estado de derecho, no como antes, Estado de chueco. Estado de derecho.

Pero eso también significa que, con respeto a la autonomía de los poderes, tenemos que denunciar todos los actos de corrupción. Se va a acabar esa práctica de que se detiene a un delincuente y a los dos, tres días, cinco días, 10 días, sale de la cárcel, hasta riéndose, porque los soltó un juez del Poder Judicial, sea local o federal.

¿Y por qué lo soltó?

Y siempre la misma excusa, el mismo pretexto, la misma mañosería de que estaba mal integrada la averiguación y que no pusieron bien la hora en que se le detuvo al delincuente y eso da pie a que lo dejen en libertad.

Eso es corrupción, hay que llamarle por su nombre; y esos jueces, esos magistrados deben de pensar que son otros tiempos. No es amenaza, ni siquiera advertencia, es nada más decirles que ya se acabó la corrupción, que ya no vamos a permitir, no vamos a tolerar la impunidad, que queremos vivir en un México con legalidad, en un México con justicia.

Y nadie en este país va a ser cómplice, nadie se va a quedar callado, mucho menos el presidente de la República, y vamos a denunciar todos los hechos de corrupción.

Y esto lo digo también para que se escuche lejos, se escuche en todos lados, que se escuche en todas partes. Ya deben de pensar los que se dedican a actos delictivos que no hay ninguna posibilidad de tener influencias en el gobierno.

Que se escuche bien, que se escuche fuerte, a los cuatro vientos, no se permite la impunidad, nada de que se detuvo a miembros de una banda, famosos, pero ahí están los despachos de abogados y las influencias y salen sin ningún problema.

Yo les convoco a todos a que se piense que ya no se tolera ningún acto de corrupción y que es mejor que todos decidamos portarnos bien, todos a portarse bien.

Ya no es el tiempo de que se permitía hacer y deshacer, ya las cosas han cambiado; además, ya no hay motivo para que se tome el camino de la delincuencia, el que quiera progresar lo puede hacer con trabajo, de conformidad con la ley.

Y también que se piense que esa vida delictiva no es vida, eso es efímero, transitorio, que eso tarde o temprano significa sufrimiento para los que se dedican a la delincuencia, sobre todo para sus familiares, para sus madres, para sus seres queridos, arruinan la vida de las familias.

Tengo mucho respeto por las mamás, nunca una madre va a aceptar que un hijo es responsable de un delito, nunca, porque el amor de las madres es un amor sublime, pero parte el alma ver cómo se acercan a plantearnos que tienen hijos desaparecidos o hijos en las cárceles, o hijos que perdieron la vida, las madres.

Se puede salir adelante, se puede ser feliz sin tomar el camino delictivo el camino de la delincuencia. La verdadera felicidad, no hay que olvidarlo, no tiene que ver, no es acumular bienes materiales, riqueza, el lujo barato, la ropa de marca, las alhajas, las trocas. La felicidad no es la fama, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo, esa es la verdadera felicidad.

Por eso, ayúdennos para crear una nueva corriente de pensamiento para decir a todos, como pregoneros, que sólo siendo buenos podemos ser felices.

Y esto, como dije, no nos va a costar mucho porque estos valores ya existen, están en nuestras familias, en nuestros pueblos, es cosa de exaltarlos, de ponerlos por delante. Nada de que el que no transa no avanza, o hay que triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole, no.

Acuérdense de lo que nos decían nuestros antepasados: hacer el bien sin mirar a quién. Cuánta fraternidad, cuánto amor hay en nuestro pueblo. Así es como vamos a ir serenando a Jalisco, a Lagos de Moreno, a México, con justicia y con fraternidad.

El presidente estuvo acompañado del gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Jiménez, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, y los titulares de la Sedena y de la Marina,.