Prevé AMLO inaugurar aeropuerto Felipe Ángeles y súper carretera al Istmo, “no son tlayudas ni tamalitos de chipilín”

, , Comentarios desactivados en Prevé AMLO inaugurar aeropuerto Felipe Ángeles y súper carretera al Istmo, “no son tlayudas ni tamalitos de chipilín”

*Pïde “no apanicarse” ante la pandemia, tenemos un plan y no nos podemos brincar etapas, dice; hay 251 casos de covid-19

Al manifestar que decidió supervisar la construcción del tramo Mitla-Tehuantepec de la súper carretera al Istmo de Tehuantepec –que prevé se inaugure a la par del aeropuerto Felipe Angeles- el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que tenemos que continuar trabajando a pesar de la amenaza del coronavirus.

En tanto, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell informó que hasta este sábado se han detectado 251 casos de coronavirus, 697 sospechosos y 1,463 descartados, manteniéndose la cifra de dos defunciones y censuró a los comerciantes que han incrementado el precio del jabón y del gel antibacterial en forma estratosférica aprovechándose de la emergencia

Consideró que “haríamos mal si nos apanicamos, si nos detenemos y no hacemos nada. Tenemos un plan para enfrentar la epidemia, que tiene etapas y no podemos adelantar vísperas, porque son etapas y, en vez de aplicar medidas vinculadas a la primera etapa, nos brincamos hasta la tercera, entonces nos vamos a desgastar, nos afecta económicamente como país, nos afecta socialmente y nos afecta también en lo personal.

Tenemos que, por eso, guardar la calma y esperar, estar atentos de la información de los médicos, de los científicos, de los especialistas, no caer en la trampa de la especulación, de los rumores, de los que siembran miedo, los que se dedican al amarillismo, tenemos que actuar con responsabilidad.

Por eso, como gobierno, tenemos que seguir trabajando, cuidando que no haya grandes concentraciones, pero podemos hacer esto, por recomendación de los encargados, de conducir el plan para enfrentar el coronavirus.

Por eso estamos aquí los trabajadores, los técnicos, algunas autoridades locales, el gobernador de Oaxaca, el secretario de Comunicaciones y Transportes, el subsecretario responsable de los proyectos de inversión en la secretaría de Hacienda, Adelfo Regino, representante del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, pues los que tenemos que ver con esta obra.

Y es muy satisfactorio constatar que se va avanzando, porque vine en junio del año pasado y hace poco también regresé a visitar comunidades de la región mixe. Ese puente que está construcción, que nos mostró el ingeniero Cedric, lo conozco porque ahí está el desvío para ir a las comunidades mixes que visité recientemente.

Me da mucho gusto que se avanzó, se terminó este puente, este viaducto. Hicimos el compromiso con la empresa Ideal y cumplieron.

Y era muy importante terminar este puente en esta zona que se hundió por las características del suelo y por el temblor, y ya con esta estructura va a resistir y comunica 17 kilómetros hacia adelante, y así vamos a seguir avanzando hasta terminar la supercarretera.

Ahora que caminamos el puente, nos decía el ingeniero Cedric que, en efecto, calcula que se concluya esta importante obra en 36 meses. Yo espero que podamos hacerlo antes de tiempo; no quiero despertar celos y sentimientos, pero los constructores del Ejército están haciendo el aeropuerto de la Ciudad de México, el aeropuerto Felipe Ángeles, que es el aeropuerto más grande que se está construyendo en el continente americano, y están trabajando día y noche.

Van a terminar el 21 de marzo del 22, en 24 meses. Si sacamos la cuenta, 36 meses sería el 21 de marzo del 23. En una de esas hasta se acorta el tiempo e inauguramos al mismo tiempo que se inicien las operaciones del aeropuerto de la Ciudad de México esta supercarretera.

Y se puede hacer si nos seguimos aplicando. ¿Cómo se hizo este puente en meses? Desde luego es una obra magna, compleja, no son tlayudas o tamalitos de chipilín, pero se puede cuando hay voluntad, cuando hay la decisión, cuando se tiene a los trabajadores, a los técnicos con experiencia, comprometidos con el desarrollo de México.

Cuando se tienen empresas como Ideal y nosotros trabajamos de manera coordinada, Hacienda, que es muy importante para que no falten los recursos, para agilizar el papeleo, porque hay que estar empujando el elefante reumático, mañoso, hay que empujar al elegante para que camine, esto hay que hacerlo todos los días.

Es impresionante cómo se pierde tiempo en los trámites, aun tratándose del mismo gobierno. Quiere hacer uno una obra y hay que esperar para comenzarla mínimo seis meses, teniendo el presupuesto, teniendo la decisión tomada, los proyectos, porque hay que pedir permisos a distintas instancias, tienen que aprobar distintas dependencias.

Entonces, si agilizamos todos esos trámites, si Hacienda sigue ayudándonos como lo está haciendo, si el gobernador de Oaxaca está pendiente como ha estado para que no se detenga la obra, si los funcionarios del más alto nivel de la Secretaría de Comunicaciones están trabajando como lo hacen, si la constructora se sigue aplicando con más maquinaria, con más equipo, con más personal, con más trabajadores, si trabajamos más, podemos acortar el tiempo.

Por eso ese sería un desafío, avanzar. Desde luego debemos de terminar porque si no, imagínense, sería como un acto de traición, nos dirían los conservadores: ‘son lo mismo, son iguales’. Y no sé a ustedes, pero a mí me enoja mucho eso el que me digan que somos iguales. No, nosotros vinimos de un movimiento que luchó mucho tiempo, años por la transformación del país, y tenemos tres principios que nos guían: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo. No llegamos para ocupar cargos, llegamos para transformar a México. Entonces, vamos a terminar esta supercarretera. Me canso ganso.

Me dio mucho gusto estar con ustedes. Voy a seguir supervisando la obra. Soy andariego, no me hallo en la Ciudad de México, en el Palacio Nacional, tengo que estar allá de lunes a viernes, pero los fines de semana voy a seguir recorriendo el país para que junto con ustedes empujemos al elefante, que camine y, lo más importante, que transformemos a Oaxaca y que transformemos a México.