Practicando la virtud, a un lado los defectos, dijo el Arzobispo

, , Comentarios desactivados en Practicando la virtud, a un lado los defectos, dijo el Arzobispo

  • No hay necesidad de hablar del otro, ni tampoco pisotear la dignidad de las personas

Guillermo Castillejos Avila

Vivir fraternal  y respetuosamente, sin críticas, no hay necesidad de hablar del otro ni tampoco ofendernos y menos pisotear la dignidad de las personas, manifestó el Arzobispo, en su homilía, a los asistentes a la tradicional misa dominical de las 12 horas celebrada en el templo de La Catedral metropolitana.

No hay necesidad de hablar del otro, su vida va hablando, el comportamiento de cada uno de nosotros, dice como somos, no hay necesidad que digamos tantas cosas y nos ofendamos, expresó Don Pedro Vásquez Villalobos, Arzobispo de Antequera Oaxaca.

Si nos corregimos cada uno de nosotros, habrá menos críticas; dijo a quienes le escuchaban: corríjase y empiece por usted, empecemos con nosotros, motive a corregirse a los que están en su entorno y las familias se corregirán.

No se coman, somos hermanos, somos hijos de Dios, que nos ayude en el seguimiento de su estado de vida; tenemos que ayudar a los niños para que vayan descubriendo porque caminito los llama el Señor y responderle generosamente, subrayó el jefe de la iglesia católica en Oaxaca.

Llamó a ejercitar la virtud, subrayando que practicándola se harán a un lado los defectos.

En forma especial, se refirió a la vida matrimonial, indicando que como esposos tienen que ser el uno para el otro, vivir el amor, practicar la virtud y tener paciencia, comprensión, solidaridad y espíritu de servicio.

Como padres, dijo que deben estar con los hijos, la familia es lo mas importante, exige a los varones dejar pasatiempos y amigos. Deseó el Arzobispo que todos vivan felices con la ayuda de Dios y colaborando todos en el hogar.

MES DE LA GRAN FIESTA

Como lo ha hecho domingo a domingo, Don Pedro señaló que viene Julio, el mes de la gran fiesta —Guelaguetza—esperado en Oaxaca, donde vamos a tener que compartir con  mucha gente.

Extranjeros y nacionales vendrán a visitarnos y disfrutar de lo que tiene Oaxaca, les deseó felicidades, pidió a Dios bendiciones el próximo mes y que siga siendo el padre providente, que llegue la lluvia medidita, para que no derrumbe cerros y se pueda seguir caminando por esos caminitos.