Personal de salud fallece y enferma menos en relación a la población en general: Alomía; hay 66,329 defunciones

, , Comentarios desactivados en Personal de salud fallece y enferma menos en relación a la población en general: Alomía; hay 66,329 defunciones

Conferencia en Palacio Nacional sobre covid-19

*Se han repartido 35 millones de cubrebocas quirúrgico: Victor Hugo Borja

Del grupo de profesionales de la salud sólo el siete por ciento desarrolló enfermedad grave,  93 por ciento fue leve en todo el país en comparación a la población general, y es la letalidad en este grupo específico. Los profesionales de la salud, del total de profesionales que fueron confirmados a COVID-19 con una prueba de PCR positiva y el grupo o la proporción que falleció a consecuencia de la enfermedad es del 3.8 por ciento,  esto quiere decir? que el grupo de profesionales de la salud fallece y enferma mucho menos que la población en general.

Si estos dos indicadores, por ejemplo, estuvieran por encima de la media o por encima de lo que vemos en la población general, entonces podríamos hipotetizar o pensar que es un riesgo ser un profesional de la salud en México porque estaría falleciendo o enfermando gravemente, pero no es así; de hecho, es inclusive menos de la mitad del promedio nacional para este grupo específico, lo cual más bien habla de que estos profesionales en un momento determinado están llevando a cabo actividades, que sabemos que las realizan, en sus unidades que de alguna manera están protegiendo de enfermar más grave y de fallecer.

Y, ojo, aún como lo que acabamos de ver en las gráficas estos grupos de profesionales de la salud tienen prácticamente cargas similares de comorbilidades como la obesidad, como la hipertensión y como la diabetes que la población en general.

Entonces, los datos no apuntan realmente a esto y para poder realmente definir o decir la afirmación  en relación con otros países con una comparación técnica adecuada.

En una suerte, digamos, de análisis, autocrítica, evaluación, entonces lo que usted está diciendo, consideran que aplicaron todos sus lineamientos correctamente, que el personal tuvo la capacitación, que se entregó el equipo suficiente a tiempo verdaderamente tomando en cuenta, insisto, que son mil 400 personal de salud que ha fallecido.

Cuando nosotros comparamos los datos, los vemos en tasas, lo vemos en su momento en letalidad y los comparamos precisamente con un grupo control como sería la población en general, no vemos un incremento en función de un posible riesgo para este grupo poblacional. Si estos números fueran mayores a los de la población en general, entonces sí.

Informó también que al 03 de septiembre hay 616,894 casos confirmados y 83,820 sospechosos de covid-19 y se han registrado 692,319 negativos, 66,329 defunciones confirmadas y 430,287 personas recuperadas.

TASA DE INFECCION MENOR QUE EN EU

El Director de Prestaciones Médicas del IMSS, Victor Hugo Borja Aburto informó por su parte que la tasa de mortalidad por cada 10 mil trabajadores es la siguiente: este número de trabajadores que tenemos activos fallecieron 262, de tal manera que la tasa de mortalidad es de 6.03 por cada 10 mil trabajadores, la tasa de mortalidad para aquellos que se quedaron en casa o que tuvieron el permiso COVID fue de 6.84.

De aquellos que estuvieron, que fueron confirmados, la tasa de letalidad por cada 100 trabajadores infectados, es decir, estos 268 entre los confirmados fue de 0.86, y la tasa de letalidad para los trabajadores con permiso COVID fue de 1.08.

¿Cómo se puede comparar esto con otros países?

En los Estados Unidos la tasa de infección fue un poco cerca del 10 por ciento y la tasa de letalidad fue de 0.6 por ciento como lo reporta el CDC.

Y al comparar los pacientes que se quedaron trabajando en la atención a pacientes contra los que no atienden pacientes, no todos los trabajadores de la salud están atendiendo a los pacientes, algunos están en áreas administrativas.

De los 320 mil 623 trabajadores se infectaron 25 mil 806, lo que da una tasa de infección del ocho por ciento y la tasa de mortalidad por 10 mil trabajadores fue 6.1 por ciento, una tasa de letalidad menor al uno por ciento también.

De los que no atienden a pacientes, aquí la tasa de infección sí fue mejor, de 4.2 por ciento, de aquellos que seguían activos, pero la tasa de mortalidad es parecida y la tasa de letalidad es de 1.4 por ciento, esa tasa de letalidad es la que se ha reportado también en otros países.

Ya más específicamente, para los trabajadores que atienden, que están en los equipos COVID, son estos médicos y enfermeras que se encuentran en las áreas COVID, en los hospitales y que atienden directamente a los pacientes.

¿Cuál fue la tasa de infección para estos trabajadores?

Fue del 12 por ciento. Les decía que en los Estados Unidos para los equipos que atienden directamente a los pacientes se ha reportado entre el 10 y el 15 por ciento, nosotros estamos en el 13 por ciento y los trabajadores IMSS en general en 10.1, con cifras actualizadas al 2 de septiembre, por eso notarán que son un poquito diferentes a las anteriores.

Y la tasa de letalidad se mantiene en 0.8 y para aquellos trabajadores que están en equipo COVID es de 0.2, de tal manera que los equipos de protección personal que hemos distribuido con los trabajadores, más la capacitación que tuvieron, el entrenamiento en el equipo de protección personal, dio resultados.

¿Cuál es el esfuerzo que ha hecho el IMSS en esta distribución de equipo de protección personal?

Estas son grandes cantidades de equipo de protección personal. Lo que llevamos hasta ahora son respiradores N95, KN95, N99, hemos distribuido más de 30 millones de estos equipos.

Hemos distribuido más de 35 millones de cubrebocas triple capa, quirúrgico, caretas han sido 1.8 millones, goggles 2.6 millones, más de 27 millones de pares de guantes, de batas más de 24 millones y overoles más de tres millones, y todavía estamos en proceso de compra de estos otros equipos adicionales, más de 10 millones de respiradores N95 y de más de 17 millones de cubrebocas.

¿Y cuál es la demanda semanal que tenemos?

La demanda semanal que tenemos son de estos respiradores N95, son 783 mil, de cubrebocas quirúrgico más de un millón, de goggles y cartas 159 mil a la semana, 21 mil pares de guantes y batas y overoles 1.2 millones; de tal manera que este esfuerzo por fortuna ha dado resultados en proteger al personal, en disminuir la infección y la atención oportuna también de los trabajadores.