Paz y felicidad, viendo rostro de Dios en cada persona: Arzobispo

, , Comentarios desactivados en Paz y felicidad, viendo rostro de Dios en cada persona: Arzobispo

  • Ojalá así podamos vivir los oaxaqueños, deseo del jefe de la iglesia católica en Oaxaca

Guillermo Castillejos Avila

Cuando se aprenda a ver el rostro de Dios en cada persona y la traten como se merece, viviremos en paz, seremos felices, iremos transformando este mundo, destacó en su homilía de la misa dominical, en el templo de La Catedral, el Arzobispo de Antequera Oaxaca, Monseñor Pedro Vásquez Villalobos.

A los feligreses que le escuchaban, les dijo: ustedes son discípulos de Jesucristo, aprendan a  mirarlos y servir al Señor en cada uno de sus hermanos, sea quien sea, que Dios los ayude a ir tomando la Cruz y a ser los grandes discípulos del Señor.

Mas adelante, manifestó el Arzobispo que en el rostro de cada persona se mire a Jesucristo; deseó que ojalá así podamos vivir los oaxaqueños, si miramos el rostro de Dios en cada persona.

No le vamos a causar daño, no se le va a humillar, menos despreciar, no le vamos a decir que no es de nuestra altura y de nuestra clase, subrayó el jefe de la iglesia católica en Oaxaca.

Afirmó que para buen número de hombres de los actuales tiempos, Jesucristo no es Dios, le quitan  la divinidad y si alguien se la quita no está hablando del verdadero Jesús, de Cristo, tampoco podemos quitarle la humanidad, no se puede dejar a Jesús siendo solo un Dios, no se le puede dejar siendo solo un hombre, es Dios y hombre para que podamos hablar de Jesucristo completito.

Subrayó en su mensaje que en ocasiones se dice a la gente que tienen que vivir el evangelio y en el evangelio se habla de perdonar; tú eres cristiano, tienes que perdonarme, hay que ganarnos el perdón y nos lo vamos a ganar, si  perdonamos, exigimos misericordia y no damos misericordia,  exigimos ser amados y no amamos, exigimos que nos tengan caridad, que sean solidarios con nosotros y no somos solidarios.

Dijo el Arzobispo que las exigencias del evangelio tienen  que ser vividas por nosotros, no solo decirle a los demás que las vivan, nuestro Señor nos dice que renunciemos a nosotros mismos, a las comodidades, algo hay ahí que habrá que renunciar, porque lo está diciendo nuestro Señor.

Además nos dice:  toma tu cruz como verdadero discípulo y sígueme, los discípulos de Jesucristo no podemos vivir sin la cruz, en su vida usted lleva una cruz que exige sacrificio, renuncia y muchas cosas mas.

Llévela con alegría, con gozo, llévela ofreciéndola a nuestro Señor, es lo que tenemos que hacer, estamos cargados de sufrimiento, de dolores, de tantas cosas, pero desaprovechamos porque a veces  vivimos en continua renegación.

Un hombre de fe, un hombre que ha tenido un encuentro con Jesucristo, y que tiene ese encuentro a diario, debe de tomar la Cruz y seguir al Señor, seguirlo con alegría, ofrecer su sufrimiento, su dolor.

No desaproveche las oportunidades que usted tiene de crecer en santidad, de crecer en gracia de sentido a su Cruz, cargar una Cruz por cargar una Cruz, no tiene sentido, nuestro Señor cargó la Cruz, porque nos salva y nos redime

Agregó el Pontífice que en la Cruz nos perdona todos nuestros pecados, y señaló, aproveche su Cruz, su sufrimiento, no deje de tener ese encuentro personal, un  encuentro vivo con nuestro Señor.

Sostuvo que todos nosotros somos discípulos del Señor, no hay diferencia, ni hagamos diferencias entre nosotros, tanto don fulano de tal como una persona humilde y sencilla, son hijos de Dios y merecerán el mismo trato y el mismo respeto.

El Arzobispo, como lo ha hecho domingo a domingo, agradeció la presencia de personas que visitan Oaxaca, que vive del turismo y nos traen dinerito; les deseó un  regreso sin dificultad alguna, a sus lugares de procedencia.