Nunca jamás claudicaré. Antes muerto que traidor; no vamos a fallar: AMLO en sus 100 días

, , Comentarios desactivados en Nunca jamás claudicaré. Antes muerto que traidor; no vamos a fallar: AMLO en sus 100 días

El presidente López Obrador durante su informe de 100 días de Gobierno

*”Estamos en lo dicho: vamos a convertir a México en una potencia económica
CIUDAD DE MÉXICO, 11 de marzo.-Aunque todavía es el comienzo del camino hacia el progreso con justicia, ya empezamos a escribir el prólogo de la gran obra de transformación nacional afirmó desde Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador al rendir un informe de sus 100 días de Gobierno.
Ante representantes de los Poderes Legislativo y Judicial, el gabinete en pleno y la cúpula empresarial, el tabasqueño afirmó:
Ya probamos que se puede gobernar para el pueblo y con el pueblo. Ahí está la actitud solidaria, fraterna, de la gente que, con mucha conciencia, cuando tuvimos el problema del abasto de gasolinas, porque decidimos enfrentar el robo de combustible, se portaron a la altura de las circunstancias, en situación muy difícil, el tener que esperar hasta más de una hora para cargar gasolina. Y nos apoyaron.
Recordó: bien decía Juárez: ‘Con el pueblo todo, sin el pueblo nada’.
También hemos confirmado en este periodo de 100 días que, si se acaba con la corrupción y se gobierna con austeridad, se puede obtener más crecimiento económico. Esto es lo que vamos a demostrar, no sólo en México, en el extranjero. Este es el nuevo modelo de política económica.
Si se acaba con la corrupción y se gobierna con austeridad se puede obtener más crecimiento económico; pero también, que es lo más importante, más desarrollo, bienestar y se adquiere mayor autoridad política y moral, dijo.
Precisó: estamos en lo dicho, vamos a convertir a México en una potencia económica con dimensión social, porque tenemos muchos recursos naturales.
Contamos con un pueblo bueno, honesto y trabajador. Y el gobierno sabrá estar a la altura de las circunstancias.
Agradezco la confianza del pueblo de México, de todos los sectores; agradezco en especial la confianza de los empresarios.
Y reitero, reafirmo, refrendo el compromiso de no fallar. Nunca jamás claudicaré. Antes muerto que traidor.
Vamos a seguir construyendo en armonía la Cuarta Transformación. También es reconciliación. Vamos a seguir construyendo, entre todas y todos, la bella utopía; vamos a seguir caminando hacia ese gran ideal de vivir en una patria nueva, libre, justa, democrática y fraterna. Concluyó en medio de aplausos.