No nos hacen felices, ni hay paz, envidias y deseos de venganza

, , Comentarios desactivados en No nos hacen felices, ni hay paz, envidias y deseos de venganza

  • El Arzobispo Vásquez Villalobos, en apertura de la Puerta Santa, en La Soledad

Guillerno Castillejos Avila

Por decreto se abrió ayer—en el día de la Virgen de La Soledad—la puerta principal convertida en Puerta Santa, para que quien entre y sale, encuentre el pan de la vida, dijo el Arzobispo, quien encabezó una procesión y penetraron al interior de la Basílica.

Desde el altar principal, en su homilía, dijo que ojalá podamos liberarnos en este tiempo de gracia, de envidias, celos, rencores, deseos de venganza y malas intenciones, porque esto no nos hace felices, no nos trae paz, nos dejamos mover por esos sentimientos que a veces se anidan en los corazones y no son gratos ante los ojos de Dios.

Con la gracia de Dios y el perdón divino, se irá al encuentro de los hermanos para la reconciliación, dijo el Arzobispo Pedro Vásquez Villalobos, subrayando que todo hijo de Dios no debe tener el pensamiento de perdono, pero no olvido.

Ahí no hay el perdón que quiere Dios, quien nos dice en su palabra que olvida para siempre y no recuerda nuestras maldades, nuestras miserias, nuestros pecados, los olvida para siempre.

Dijo que somos imitadores de Dios, tenemos que olvidar la ofensa que alguien nos hizo y otras tantas cosas, sino vamos a seguir enfermos, desilusionados de la vida, amargados.

Afirmó que Dios quiere vernos felices, dichosos, de nosotros depende porque la gracia de Dios se derrama en abundancia, se nos regala, aunque no la cuidemos, ahí está Dios derramando gracia, la bendición divina la da cuando se pide y la disfrutamos mucho mas.

Refirió el Arzobispo que todos debemos aprovechar este año mariano, como lo decía el decreto de apertura de la  Puerta Santa, en la Basílica de la Virgen de La Soledad, e invitaba a orar por las vocaciones sacerdotales y por el cuidado de la familia

Señaló que todos formamos una familia que se debe cuidar, porque está siendo atacada, quiere ser destruída; que no lo destruyan a usted—refiriéndose al papá—que está respondiendo a Dios en la formación a la vida matrimonial, es uno de los pilares que sostiene la familia y con la esposa sostienen la vida familiar.

Don Pedro aconsejó crecer en amor, en diálogo, en respeto mutuo, valorarse como personas, como padres de unos hijos que tienen que crecer. Pidió no abandonarlos, siendo para ellos doloroso que papá o mamá se vayan de la casa

A los hijos los llamó a no dañar el corazón de los que se desgastan por ellos a diario, ni desgarrar el corazón de un padre o una madre, cuando entran al desorden y se están matando a causa de los vicios.

Anunció el prelado que se abrirán 11 Puertas Santas en la arquidiócesis, para que quienes viven distantes de la ciudad de Oaxaca de Juárez, puedan tener un santuario de gracia y puedan pasar por una Puerta Santa, el próximo domingo 22 del mes en curso.

El Arzobispo dijo que habrá que decirle a Nuestra Señora de La Soledad, que nos alcance la gracia de que vivamos en paz y reconciliación, haya respeto de unos y otros, que nos cuide a todos y nos bendiga.

Llamó a los feligreses entrar por la Puerta Santa cuando visiten la Basílica de la Virgen de La Soledad, para encontrarse con Dios y la Virgen, al pié de la Cruz.