No ha interesado El Pedimento, ignoro el manejo del dinero:PVV

, , Comentarios desactivados en No ha interesado El Pedimento, ignoro el manejo del dinero:PVV

  • Hay quienes no quieren la paz, entre Yaitepec y Juquila, afirmó el Arzobispo

Guillermo Castillejos Avila

No nos interesa El Pedimento, e ignoro totalmente como administran y en que emplean el dinero ahí obtenido, afirmó en entrevista el Arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos.

La entrevista fue al final de la misa que oficiara el pasado domingo en el templo de Catedral; el Arzobispo de entrada, dijo: no estamos metidos absolutamente en nada de eso, no estamos provocando esa situación, nunca nos ha interesado el Pedimento, es problema de Santiago Yaitepec y Santa Catarina Juquila.

Señaló que es un problema de tipo social, que convirtieron en tipo político, es bronca que no nos toca a nosotros resolver, la autoridad con mucha prudencia tiene que actuar, siento que a lo mejor le faltó prudencia.

¿Pelean el dinero de El Pedimento?

Responde el Arzobispo: los de Yaitepec, dicen que no, y los de Juquila, dicen también que no.

No se sinceramente, no se, pero lo mas probable es que si.

¿Qué son millonadas de pesos?

No, no, que sean millonadas, le exageran, no son millonadas, a lo mejor son miles  y miles, pero no las millonadas que dicen.

¿En manos de quien queda ese dinero?

No lo se, no se quien o quienes, ni se como lo administran, en que lo emplean,  ignoro totalmente, eso nunca me ha interesado saberlo, respondió.

¿Su presencia en Yaitepec, resolvería el problema?

Acabo de ir a Yaitepec, a confirmar, les dije a habitantes del lugar, que ojalá trabajemos por la paz, que no vivamos enfrentados; todas las veces que he ido y estado en Juquila, hago lo mismo, indicó.

Anunció que el próximo domingo estará en Juquila, señaló que a los habitantes  les dirá de nuevo—una vez mas—que vivamos en paz, porque nuestra madre quiere la paz, como lo desea nuestro Señor, que también quiere la paz.

Afirmó el Arzobispo, Pedro Vásquez, que hay otros que no quieren la paz; escucho y lo escuchan que hay muchos intereses.

¿Alguien tiene metidas las manos en el problema?

No se quienes son, pero como que no les interesa la paz, fue su contestación.

¿La postura del gobierno?

Me imagino que quieren solucionar el problema, pero no le encuentran la orilla, porque tal vez los pueblos que están enfrentados y los líderes que están ahí presentes, no quieren, se niegan a atender y solucionar el problema.

¿Se ha perdido la fe en Dios?

La fe no se ha perdido, tampoco yo no he perdido la ilusión, la idea que un día podamos vivir en paz, no nadamás en la zona en  conflicto, sino en todo Oaxaca, señaló.

Al Arzobispo lo esperaba un grupo reducido de peregrinos, procedentes del Estado de Puebla, siendo una señora, la que intervino en la entrevista y dijo que pedirían a la reina del cielo que se pueda solucionar el  problema para beneficio de los peregrinos, que con tanto amor y fe, llegan y visitan Juquila.

Otra persona habló, mencionando que con la fe todo se puede y no hay que perder la fe en Dios.

Creo—dijo el Arzobispo, que ustedes como peregrinos aunque no hayan llegado a las plantas de nuestra madre, ella ha escuchado sus ruegos, sus súplicas y ha recibido su acción de gracia.

Ella, la Virgen, les seguirá acompañando; algún día no muy lejano, podrán regresar y podrán llegar hasta Juquila y postrarse ante las plantas de nuestra madre, les dijo.

Don Pedro, les indicó que vayan, regresen a su casita como si hubieran  llegado a Juquila, los llamó a pedir a Dios que los oaxaqueños nos podamos entender y les pidió perdón, porque reconoció que los hacemos sufrir.

Nuevamente la señora, dijo que en el Vidrio hicieron un santo rosario, no nos venimos vacíos, sentimos que nuestra madre nos cobijó con su manto; con la bendición del Santísimo en la misa dominical en Catedral, nos vamos felices y confortados, nos vamos en paz y vamos a seguir pidiendo que la paz llegue a esas comunidades, refiriéndose a Yaitepec y Juquila.

Los llamó el Arzobispo, pedir a Dios para que los oaxaqueños podamos abrir nuestra mente, nuestro corazón, y podamos entendernos y encontrar una solución que deje en paz a unos y otros.

Les pidió perdón porque se les detuvo unos 30 kilómetros, antes de llegar, después de haber recorrido cientos de kilómetros para arribar a Juquila, les faltaron 30 por nuestra culpa, dijo Don Pedro.

Respondió la señora: por culpa de ustedes no, pienso que es la incomprensión de ciertas personas.

Le contestó el Arzobispo: me siento responsable, porque es el rebaño que cuido, son mis hermanos y son hijos de Dios, pero a veces el diablo se mete, el espíritu del mal se mete y siembra en nosotros, envidias que llevan a sentir coraje, sentimientos de venganza.

Terminó diciendo que hay que decirle a Dios: tu puedes mas y ojalá podamos sembrar en el corazón de los hermanos oaxaqueños, sentimientos que nos lleven a entendernos, perdonarnos, y ser  mejores.