No es para presumir pero supimos manejar la crisis económica y de salud en comparación con otros países: AMLO

, , Comentarios desactivados en No es para presumir pero supimos manejar la crisis económica y de salud en comparación con otros países: AMLO

Presidente López Obrador en la mañanera del 31 de agosto

*Vivimos una crisis económica mundial profunda, es correcto el pronóstico del secretario de Hacienda, pero vamos a salir rápido, dijo

Fue acertado el abrir desde el 1º de junio la actividad productiva como la industria automotriz,  de autopartes, de la construcción y la minería. El equilibrio -que hubo países que no supieron manejar, con todo respeto- el equilibrio entre la crisis de salud, cuidar al pueblo, pero al mismo tiempo no perjudicar mucho la economía. Entonces, no es para presumir, pero lo supimos hacer, entonces eso nos está permitiendo que se vaya saliendo adelante. Entonces, no hay problema. Yo creo que lo que planteó el secretario de Hacienda de que vivimos una crisis profunda, es correcto, o sea, ese es el diagnóstico, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador

Vivimos la crisis mundial en lo económico más profunda que se haya presentado en los últimos 100 años, en un siglo. En Europa no se veía una caída de la economía desde la Segunda Guerra Mundial, en Estados Unidos no se veía una caída de la economía como la actual desde la crisis de 1929-33 y nosotros no habíamos caído en lo económico como ahora desde 1932, precisamente por la crisis económica de Estados Unidos. Entonces, sí, es una crisis profunda. Lo importante es que vamos a salir rápido, no va a ser una crisis prolongada, hay, como les decía, indicios de recuperación.

En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, dijo que se nos cayeron, se perdieron alrededor de un millón de empleos de la economía formal de marzo a julio, un millón de empleos. Teníamos 20 millones 500 mil trabajadores inscritos en el Seguro Social, 20 millones 500 mil, y llegamos a 19 millones 500 mil a finales de julio. Marzo, abril, mayo, junio, julio, cinco meses cayendo; en total, cerca de un millón de empleos perdidos. En agosto, si salen bien los datos de estos dos días que nos faltan de registrar, ya tenemos 90 mil recuperados, ya en agosto recuperamos, queremos, yo espero que sean 100 mil, de un millón perdidos, ya en agosto se recontrataron 100 mil. Entonces, ya se detuvo la pérdida de empleos formales, indicó.

Entonces, esto es un buen indicador y espero que sigamos ganando. En la medida que se va normalizando la actividad productiva vamos a ir recuperando los empleos perdidos. Para decirlo también en términos de números, cuantitativos, de 19 millones 500 mil trabajadores ahora tenemos 19 millones 600 mil y ahí vamos. ¿Cuándo llegamos a estar con 20 millones 500 mil?

Yo espero que lo más pronto posible, porque estamos haciendo muchas cosas, lo que nos está funcionando mejor es la combinación de apoyo de la economía popular abajo, el fortalecimiento del consumo abajo -que no hemos tenido problema de crisis de consumo, por eso estamos inyectando todos los fondos abajo- y la entrada en vigor del tratado.

Fue, creo yo, acertado el abrir desde el 1º de junio la actividad productiva en algunas ramas de la economía, como la industria automotriz, como la industria de autopartes, la industria de la construcción y la minería. El equilibrio -que hubo países que no supieron manejar, con todo respeto- el equilibrio entre la crisis de salud, cuidar al pueblo, pero al mismo tiempo no perjudicar mucho la economía. Entonces, no es para presumir, pero lo supimos hacer, entonces eso nos está permitiendo que se vaya saliendo adelante. Entonces, no hay problema. Yo creo que lo que planteó el secretario de Hacienda es correcto, o sea, ese es el diagnóstico.

¿Qué se va a plantear para el año próximo?

Pues lo mismo, que no se esté esperando que vamos a contratar deuda para reactivar la economía; no, no porque la deuda nos hunde. Podríamos incluso, de manera irresponsable, contratar deuda y dejárselas a los que vienen, pero no son los gobiernos que vienen, son las nuevas generaciones, son nuestros hijos, son nuestros nietos. Un país endeudado es un país atado, todo lo que se recauda cuando hay una deuda enorme es para pagar intereses de deuda, no se libera nada para el pueblo.

 

¿Cómo se va a financiar la educación pública?

Lo neoliberales dirían: ‘Hay que privatizarla y que estudie el que tenga para pagar colegiatura’, esa era su mentalidad.

¿Cómo garantizamos que la salud, la atención médica, los medicamentos sean gratuitos?

‘No, pues que se privatice y que se cure el que tenga para pagar consultas o en hospitales privados’. No, la educación no es un privilegio, es un derecho del pueblo y la salud lo mismo. Eso no lo entienden los neoliberales, incluso a veces ni siquiera lo entienden los que se sitúan en la izquierda.

Hace poco salió un manifiesto pidiéndome que endeudara yo al país, pero no de la derecha, de la izquierda, porque los extremos se tocan y además fue mucha la colonización mental del periodo neoliberal, fueron 36 años.

¿Cómo se sacuden eso de la cabeza?

Va a llevar tiempo, pero no podemos seguir con la misma receta que una y otra vez fracasó. Entonces, esto es algo completamente nuevo, es una vía distinta.  Todavía no hago mi pronóstico sobre eso, quiero ver cómo sigue comportándose la economía. Hasta ahora, bien. Ahora les puedo decir que la estrategia ha funcionado y puedo probarlo; hasta ahora, a pesar de la difícil situación de la profundidad de la crisis, vamos saliendo del hoyo en que caímos, vamos saliendo.

Ahora, mi pronóstico sobre cuánto tiempo, déjenme un poco más de margen y lo voy a hacer, pero estoy optimista, sé que vamos a salir adelante.

También piensen en algo que es muy importante: la fortaleza del pueblo de México. Nuestro pueblo es mucha pieza, ¿y por qué?, ¿por qué?, porque somos herederos de grandes civilizaciones, de extraordinarias culturas. Hay una gran reserva de valores en nuestro pueblo, culturales, morales, espirituales, de ahí dimana que el pueblo de México sea un pueblo trabajador, de los pueblos más trabajadores del mundo.

Y el que lo dude, ahí está el ejemplo de nuestros paisanos migrantes, cómo se tuvieron que ir a buscarse a la vida a Estados Unidos porque no había opciones, no había alternativas en el país y miren, van a enviar este año, y esa es mi proyección, mi cálculo, alrededor de 40 mil millones de dólares. Si el pueblo de México fuese un pueblo flojo, indolente, no saldría adelante en ninguna parte, aseguró.