No anhelamos ni poder ni protagonismo: Luis Cresencio Sandoval, titular de Sedena

, , Comentarios desactivados en No anhelamos ni poder ni protagonismo: Luis Cresencio Sandoval, titular de Sedena

*No tenemos pretensiones políticas, aseguró en el CX Aniversario de la Revolución Mexicana

Presidente López Obrador en el CX Aniversario de la Revolución Mexicana

En el marco del 110 aniversario de la Revolución Mexicana, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, afirmó que el instituto armado jamás ha buscado, ni buscará protagonismo, porque nuestra esencia es servir a la patria; es evidente que no anhelamos ningún poder, porque nuestra razón de ser está alejada de pretensiones políticas o de otro tipo.

 Ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, su esposa Beariz Gutiérrez Muller, del Poder Legislativo y Judicial, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, el canciller Marcelo Ebrard e inviados, el titular de la SEDENA, dijo:

 Es evidente que no anhelamos ningún poder, porque el poder supremo de la Federación se divide en Legislativo, Ejecutivo y Judicial, perfectamente definidos en nuestra Carta Magna.

 Es evidente que no anhelamos ningún poder, porque dependemos del Ejecutivo, a cuya autoridad nos subordinamos por ley y por la decisión democrática del pueblo de México, pero sobre todo por convicción.

 Ante el Monumento a la Revolución Mexicana en la Alcaldía Cuauhtémoc de la ciudad de México donde se pasaron pasajes históricos de la lucha armada, Sandoal manifestó:

 Con esa subordinación al poder civil cumplimos las misiones generales que tenemos asignadas y trabajamos en proyectos prioritarios encaminados al desarrollo de nuestro país, sin que ello signifique perder nuestra naturaleza o razón de ser.

 Por ello, indicó el divisionario,  es importante recalcar que, en coordinación con la Armada y de acuerdo a las atribuciones que su ley orgánica le otorga, es la cuarta misión establecida en la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea la que sustenta nuestra participación en los proyectos prioritarios ya que mandata lo siguiente, cito: ‘Realizar acciones cívicas y obras sociales que tiendan al progreso del país’, fin de la cita.

 Al cumplir esta misión jamás dejamos de lado las otras cuatro, por lo que conjuntamente, Ejército, Armada y Fuerza Aérea, defendemos la integridad, independencia y soberanía de la nación con una cobertura militar y naval permanente en todo el territorio nacional.

Garantizamos la seguridad interior con diversas acciones que permiten la estabilidad institucional y la preservación del orden constitucional del país.

 Auxiliamos a la población civil en casos de necesidades públicas, como ha quedado de manifiesto en la atención de la pandemia ocasionada por el COVID-19.

 Prestamos ayuda con los planes DN-III-E, Plan Marina y Plan de la Guardia Nacional en casos de desastres, como se ha estado haciendo actualmente en el sureste del país.

 Tareas que cumplimos al tener las capacidades para hacerlo y hacerlo bien, todas las llevamos a cabo simultáneamente y sin desatender ninguna, porque así lo permite nuestra organización, procedimientos y recursos.

 Es así que nuestras misiones constituyen, no sólo el fundamento legal que enmarcan nuestras labores en beneficio de México y los mexicanos, sino que además son la guía permanente de nuestro actuar.

 Por eso, hoy que conmemoramos el 110 aniversario del inicio de la Revolución mexicana, de donde surgieron nuestras Fuerzas Armadas actuales refrendamos nuestro compromiso de seguir siendo institucionalmente leales a la patria.

Concluyo recalcando dos aspectos trascendentales, dijo Sandoval:

Primero, que como mexicanos valoremos y sigamos el ejemplo de patriotismo de quienes, dejando a un lado cualquier interés personal, lucharon por sus ideales en la Revolución ofrendando su vida por la patria; hagámoslo manteniendo vivo el espíritu social y de ayuda a los más necesitados que postuló nuestra Revolución; hagámoslo forjando las condiciones para el desarrollo de México.

 Como segundo punto, afirmo que la fortaleza institucional de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional es producto del trabajo incansable de todos sus integrantes y de la confianza que la sociedad nos concede; es producto del conjunto de acciones destacadas que, en defensa de los intereses del pueblo, han realizado sus integrantes enalteciendo la profesión militar y el quehacer policial.

 Aquí quiero expresar, en nombre de quienes formamos parte de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional, nuestro especial reconocimiento y agradecimiento a los que hacen aún más sólida esta fortaleza institucional con su respaldo ante cualquier circunstancia que afecta a nuestro instituto armado. Me refiero al gobierno de la República, a los diferentes sectores de la sociedad, a particulares y a medios de comunicación que, de manera permanente, demuestran su aprecio por nuestro trabajo. A todos, gracias por su empatía y valioso apoyo.

 Por ello, nada nos desanima, nada nos detendrá en el servicio que prestamos a los mexicanos.

 Hoy más que nunca, estamos comprometidos con la transformación que está en marcha. Hoy más que nunca, el Estado mexicano puede confiar en la lealtad institucional que durante más de un siglo han hecho patente sus Fuerzas Armadas y hoy la Guardia Nacional. Es así que hoy, más que nunca, Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Guardia Nacional estamos determinados y comprometidos con las mejores causas de México, concluyó.