Ni cifras ni presupuesto para prevenir infección nosocomial: Tere Soriano Ibarra

, , Comentarios desactivados en Ni cifras ni presupuesto para prevenir infección nosocomial: Tere Soriano Ibarra

*Una enfermera sin lavarse las manos puede originar la muerte de un paciente, indica

María Teresa Soriano Ibarra durante su participación en el foro en San Lázaro

Ciudad de México.-La diputada Miroslava Sánchez Galván, presidenta de la Comisión de Salud, durante el foro “Prevención integral de las infecciones asociadas a la atención a la salud, IAAS”, dijo que las IAAS o infección nosocomial son las contraídas por un paciente durante su tratamiento en un hospital u otro centro sanitario, y que dicho paciente no tenía ni estaba incubando en el momento de su ingreso. Son el evento adverso más frecuente durante la prestación de la atención clínica en todo el mundo.

La diputada convocante, Ana Patricia Peralta de la Peña (Morena), secretaria de la comisión, afirmó que se han convertido en un problema de salud pública, incluso provocan muertes innecesarias, por ello, urge trabajar en la cultura de la prevención para disminuir la mortalidad que provoca.

Sin la debida atención y cuidados necesarios, no sólo pueden infectar a pacientes, también al personal de hospitales, residentes, familiares visitantes y a toda persona que por diversas razones acuden al médico.

Este foro, subrayó, permitirá conocer el punto de vista de expertos para dimensionar el impacto en la salud, el costo en las finanzas públicas y la importancia de la prevención. “Está en manos del Legislativo, disponer y organizar el andamiaje legal que ofrezca una viabilidad para implementar dichas estrategias”.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que existen alrededor de 450 mil casos de infecciones; se producen alrededor de 32 muertes por cada 100 mil pacientes, situación que le cuesta al Estado aproximadamente mil 500 millones de pesos por año, afirmó.

Al hablar de la importancia de la regulación en la prevención de IAAS, la vicepresidenta de la Asociación Mexicana para la Prevención y Atención de la Salud, María Teresa Soriano Ibarra, sugirió adherir a la Ley General de Salud la definición de infecciones nosocomiales, porque así toda la legislación secundaria podría adicionar la definición que da la OMS.

Pidió hacer lo necesario para actualizar la Norma Oficial Mexicana 045 de la Secretaría de Salud. Porque es importante incorporar en los centros de salud la nueva tecnología y poner atención en la revisión de la calidad ambiental y del agua.

Se tienen que brindar las herramientas necesarias. Capacitar a quienes trabajan en hospitales, enseñarlos en qué momento se utiliza el jabón, el gel antibacterial y la forma adecuada de lavarse las manos, “es una serie de pasos integrales que no se pueden descuidar, porque, una enfermera que no se lave las manos puede matar a un paciente”.

Es relevante señalar que dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación no existe un programa específico para la prevención de las IAAS, su atención ocurre a través de la aplicación de programas más generales relacionados con la vigilancia epidemiológica cuyos recursos se destinan también a otro tipo de enfermedades.

Estas infecciones, mencionó Soriano Ibarra, pueden provocar entre 5.9 y 9.6 días de hospitalización e incrementar las posibilidades de morir en un 6.9 por ciento, que genera cargas en las finanzas de la Federación y en gastos de pacientes y familiares.

Agregó que por la naturaleza de los servicios hospitalarios públicos y privados, las IAAS se presentan en todos los países y resulta prácticamente imposible erradicarlas. Sin embargo, el número de casos varía y atiende a las medidas de prevención que se lleven a cabo.

A pesar de que son una causa importante de mortandad se desconoce la cifra exacta en el ámbito nacional. “Existe un subregistro aunado a los diversos sistemas de información existentes, lo que genera problemas de cuantificación de casos y no permite evaluar el desempeño de los servicios de salud y reducir los riesgos”.

Aseguró que al no tener cifras actualizadas, no se pueden cuantificar los costos que la atención representa para las finanzas públicas, lo que repercute en las decisiones que se toman. Es primordial realizar todas las medidas que las reduzcan.

El director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía Zegarra, dijo que los programas y políticas públicas en materia de vigilancia epidemiológica se enfocan en cómo identificar y medir un problema de salud para proponer y desarrollar soluciones.

Aseguró que los retos y problemas a resolver son cómo asegurar que los recursos para combatirlas  lleguen al hospital, a las unidades de salud, en donde realmente se tienen que ejercer, porque si no se llega al ámbito local, en donde realmente se pueden llevar las acciones de prevención, entonces nunca se podrá resolver el problema.

La presidenta de la Asociación Mexicana para el Estudio de Infecciones Nosocomiales (AMEIN), Enriqueta Baridó Murguía, habló sobre la importancia de los indicadores para el combate y los costos asociados.

Mencionó que representan un alto costo debido a que no hay cultura de prevención. “En las reuniones de Comité de los hospitales no tiene sensibilidad para implementar programas adecuados y la calidad de atención de médicos, enfermeras, camilleros, técnicos, debe ser precautoria”.

 

–ooOoo-