Me duele que quiten la vida al hermano, profanen al Señor: VV

, , Comentarios desactivados en Me duele que quiten la vida al hermano, profanen al Señor: VV

  • Triste realidad ante asesinatos, robos, violaciones en Oaxaca ¿Habrá Feliz Navidad?

Guillermo Castillejos Avila

Ante los asesinatos que se siguen presentando en Oaxaca, como puedo decirle al hermano que viva la Navidad, si está lleno de lágrimas, sufrimiento, dolor, porque le han quitado la vida a la persona que tanto amaba.

A muchos de nuestros hermanos, ya no les tiembla la mano para levantarla con una arma y disparar, se ha perdido el temor divino, que triste realidad se vive en la ciudad de Oaxaca de Juárez y nuestros pueblos, lamentó en su homilía de la misa de ayer domingo en la iglesia de Catedral, el Arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos.

ROBAN EL SAGRARIO

Señaló de doloroso como iglesia, una profanación en Tuxtepec, donde se robaron  el sagrario con hostias consagradas, cuando estamos en espera del nacimiento del Salvador, su cuerpo y su sangre han sido profanadas, lamentó.

Afirmó: me duele que le quiten  la vida al hermano, pero también me duele que profanen al Señor, para posteriormente mencionar, como desear paz y gozo a tantas personas que caminando por parques o calles de la ciudad capital, en un instante les quitan todo, les roban su sueldito, les quitan lo que tanto les costó y traen en el bolso.

Sostuvo el Arzobispo que robos y mas robos se cometen en la ciudad de Oaxaca de Juárez, violaciones y mas violaciones, pisoteando la dignidad de una imagen a semejanza de Dios, que es la mujer.

¿Todo esto se vive en Oaxaca y podemos decir Feliz Navidad, haya gozo y felicidad?

Me van a responder los que sufren por un asesinato, robo o violación, guarda silencio, mejor no hables, no abras la boca, mejor no me digas Feliz Navidad, consideró el Arzobispo.

Siguió diciendo: porque la Navidad no puede ser feliz por todo lo que pasa; manifestó decirle a Dios    que el Señor haga su obra en los hermanos que sufren y les haga sentir su fuerza, su gracia y puedan recuperar la paz y alegría que se han perdido a causa del comportamiento de los que no han sabido respetar.

Habló Don Pedro Vásquez, no apartarse de una realidad dolorosa, subrayando: cómo puedo decirle a un hermano que viva la alegría de la Navidad, cuando le han quitado la vida, a sangre fría, a la persona que está muy unida a su corazón.

Se refirió al misterio de la encarnación y el nacimiento de Dios niño por celebrar en próximos días, señalando que nuestro interior para recibir al Mesías, tiene que ser un interior de gracia, porque viene el que nos da la gracia.

Al término de la homilía, deseó el Arzobispo “Feliz Navidad para todos”, a pesar de su dolor, sufrimiento, penas, pobrezas, necesidades, que la riqueza del Dios niño venga y se haga presente para vivir una Navidad lo mejor que se pueda.