Hermanos de María, deben cumplir mandatos divinos, dijo el Arzobispo

, , Comentarios desactivados en Hermanos de María, deben cumplir mandatos divinos, dijo el Arzobispo

  • Procedentes de diversos Estados del país, conmemoraron aquí, 48 años de historia

Guillermo Castillejos Avila

Como hermano de María tiene que cumplir mandatos divinos, vivir bienaventuranzas y tener la vivencia de samaritano, en todo momento, dijo el Arzobispo de Antequera Oaxaca, en la conmemoración de 48 años de historia de Los Pequeños Hermanos de María.

El encuentro con integrantes de esta organización, procedentes de diversos Estados de la República mexicana, se efectuó ayer domingo al medio día, en el auditorio comunal de San Bartolo Coyotepec, donde el Arzobispo, Pedro Vázquez Villalobos, ofició una misa, destacando en su homilía tener profunda devoción y vivir en profunda amistad con Dios, siendo devotos de la bienaventurada Virgen María.

Afirmó que los Pequeños Hermanos de María, tienen que ser muy cristianos en la oración, en el inicio de toda misa, tienen que reflejar en la vida estar marcados con el signo de cristianos y distinguirse no con actitud de presunción, sino en el silencio.

Usted también—dijo a los asistentes—viva en el silencio, sea generoso en su respuesta a Dios que mucho espera de la comunidad, del testimonio nuestro, siendo los mas  comprometidos, los que pertenecen a grupos apostólicos a vivir cristianamente, defender y testimoniar la fe, sin  creernos mas que otros.

Dijo no permitir que el tentador nos divida en comunidades parroquiales o diocesanas, vivamos nuestra fe y el compromiso de bautizados, sin  creernos mas importantes, mas grandes y mas trabajadores que otros grupos apostólicos de una parroquia.

Los grupos apostólicos, unos y otros son importantes en sus comunidades, no criticar a otros grupos, fue el exhorto del Arzobispo.

Dio la bienvenida a quienes participan en la conmemoración de los 48 años del movimiento Pequeños Hermanos de María, y les deseó un feliz regreso, después de recorrer la ciudad de Oaxaca de Juárez, advirtiendo “no se vayan sin recorrerla”.

Dijo que no es fácil venir a la capital del Estado, son muchas horas de camino, pero quisieron tener un encuentro de gracia, de bendición, porque quieren retroalimentarse en el amor a la Virgen María, y seguir proponiendo esa devoción hacia ella, sin hacer a un   lado a nuestro Señor Jesucristo.

Señaló el Arzobispo que hay que acudir a la Virgen, para que nos ayude alcanzando la gracia para ser capaces de mirar el rostro de su hijo, en cada uno de nuestros hermanos.

Les deseó felicidades por su encuentro y espero—dijo—que regresen alegres, felices, con nuevo entusiasmo, deseos de ser mejores, vivir la perfección, imitando a la madre de Dios.