Hay pasiones desbordadas de simpatizantes, reconoce AMLO; hay que ir serenando, controlando, dice

, , Comentarios desactivados en Hay pasiones desbordadas de simpatizantes, reconoce AMLO; hay que ir serenando, controlando, dice

AMLO en conferencia de prensa

*Nada que ver con Loret ni con Brozo “hasta que cae bien, es simpático” dice el presidente

En relación con las agresiones a representantes de los medios de comunicación, en especial durante la celebración del primer año de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hay mucha sensibilidad, que es lo que hay que ir poco a poco serenando, controlando. Esto se tiene que ir resolviendo porque se están dando cambios, son reacomodos, siempre lo explico esto. Es un cambio de régimen, no es más de lo mismo, ayer hablaba yo de eso. Estamos en un periodo de transición, donde lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Entonces, se dan estas cosas.

Ya la relación con los medios es otra. No es lo mismo la relación que existía hace un año entre el gobierno y los medios a la relación que tenemos ahora, empezando -hablando con claridad- que ya no se gasta en publicidad lo que se gastaba antes. Eso sin duda es un cambio que genera desconcierto.

Otro cambio esto, el que todos los días estemos informando. Esto es otro cambio.

Un tercer cambio es que hay más actividad en las redes sociales, en las benditas redes sociales. Yo les decía que cada ciudadano ahora es un medio de comunicación y eso desde luego que ya alteró las cosas.

Luego hay una oposición, como es natural, que no está de acuerdo con los cambios que se están llevando a cabo y tiene esa oposición cierta influencia en medios.

En el caso de nosotros no hemos censurado a nadie, no lo vamos a hacer, lo de Loret de Mola que nos lo achacan. Somos incapaces de pedirle a los dueños de un medio de comunicación que quiten a un periodista. Nunca lo hemos hecho, es un asunto de principios.

Cuando estábamos en la oposición corrían a periodistas que nos daban espacios. Yo les he platicado, tengo ejemplos, una vez en Guanajuato me hicieron una entrevista y corrieron al que me hizo la entrevista.

Les platicaba yo de una radio aquí en la ciudad, que me dio hasta pena con el conductor. Me estaba entrevistando, me insistió mucho en que yo le diera una entrevista y fui para su programa de noticias. Voy y el primer bloque introductorio. En eso, entra una llamada de los dueños de la radio y vamos a comerciales. Ya no regresé. Me ofreció él disculpas, porque lo amenazaron que si seguía con la entrevista, lo corrían. Estaba temblando. Yo le dije, lo abracé: No te preocupes, no pasa nada.  Y no lo dije, ni al día siguiente ni al mes ni al año, lo estoy contando ahora, ya lo habida dicho yo aquí. Entonces, ¿cómo nosotros vamos a hacer esos nosotros?

Ahora que se va Brozo, lo mismo, lo mismo. Imagínense, Brozo, hasta me cae bien, es simpático. Y ahora sí como diría el clásico, ¿y yo por qué? Nadie, nadie de este gobierno censura, no somos iguales.

Están queriendo crear una imagen que hay censura, que se reprime a los medios. Lo que hay sí son estas pasiones desbordadas de simpatizantes que se tienen que ir controlando poco a poco. Si lo festejáramos, si lo aplaudiéramos, entonces no se controla; pero si son simpatizantes y están participando en la transformación del país, yo estoy seguro que van autolimitarse y aunque tengan el corazón caliente, la cabeza fría y respetar. Eso es lo que puedo decir.

He invitado dos o tres veces a Emilio Azcárraga a informes y lo insultan, lo identifican y lo agreden y lo insultan de manera indebida, grosera, que me apena cuando me entero. Porque los invito para que vengan al informe, porque yo represento a todos, el gobierno es de todos los mexicanos y él paga por todos los que han hecho comunicación o que han trabajado en medios.

Hay otros empresarios que salen por la puerta principal, empresarios grandes, y dan entrevistas y nos les dicen nada, empresarios también de medios importantísimos, y como si nada; y contra Emilio así, directo grosero. Yo ofrezco disculpas, porque ese comportamiento no se debe de aplicar a nadie.

Entonces, yo puedo entender que exista oposición, resentimiento, todo, pero no puede haber agresión de ese tipo.

Si yo lo invito es porque tengo una relación con él, ni siquiera es para que Televisa hable bien del gobierno, a nadie le pido eso: Oye, ayúdanos, danos tiempos, hablen bien. Nunca lo he hecho ni lo haré, mucho menos decirle: Este conductor Loret de Mola está criticando al gobierno, ayúdanos ¿no?, hazlo a un lado. Eso no, sería negarnos a nosotros, es ir en contra de nuestros principios.  No somos iguales a los conservadores corruptos, falsarios. Eso es lo que yo quería aclarar.