Fue para mí muy difícil estudiar, por no tener 8 no me dieron mención honorífica por mi tesis: AMLO

, , Comentarios desactivados en Fue para mí muy difícil estudiar, por no tener 8 no me dieron mención honorífica por mi tesis: AMLO

Presidente Andrés Manuel López Obrador

*En la calle de Violeta en la colonia Guerrero vivíamos 80 estudiantes tabasqueños, recuerda

Felicidades a las maestras y a los maestros. Hoy es un día de recordar a los que fueron nuestras maestras, nuestros maestros, tenemos todos muchas enseñanzas, testimonios, anécdotas, todos de nuestros maestros de primaria hasta donde nos acordamos dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia de prensa mañanera del 15 de mayo.

Yo siempre estoy ejerciendo mi memoria para no olvidar quién fue mi maestro en primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto, en primero de secundaria, segundo, quiénes nos dieron clases, quiénes influyeron más en lo que somos, indicó.

Indicó: la influencia de los maestros es decisiva. A mí me empujó, me orientó hacia la ciencia social un maestro de Civismo -por eso ya va a regresar el civismo- un maestro de civismo, el maestro Lara Lagunas que todavía vive, que al mismo tiempo que era maestro de la secundaria federal en Villahermosa, era asesor y dirigente, ya grande, porque estaba estudiando derecho, después de que estudió magisterio se metió a estudiar derecho en Tabasco y era dirigente del movimiento del 68.

Entonces, me tocó verlo, a mi maestro, en huelga de hambre y luego lo encarcelaron. Y llevábamos -siempre lo he contado, pero me gusta mucho recordarlo- llevábamos en ese entonces un libro que se llamaba El buen ciudadano, era para la materia de Civismo, algunos se deben de acordar, era verde para primer año, blanco, el segundo año y rojo el tercer año.

Y servía de guía como los libros de texto a todos los maestros y a las maestras. Pero este maestro se salía del programa -que eso también es muy importante, cumplir el programa y poder hablar de otras cosas, esa es la enseñanza, enseñanza-aprendizaje, y sobre todo la educación como práctica a la libertad-y nos contaba de cuando participaba aquí en las manifestaciones.

Una vez nos platicó de cuándo participó en una manifestación porque vino de visita a la Ciudad de México el presidente Kennedy con su esposa, Jaqueline, era presidente Adolfo López Mateos y nos contaba cosas, de lo que coreaban en las calles.

Imagínense, yo en segundo de secundaria escuchando todas esas cosas y luego presenciando de cómo mi maestro, por sus ideales había sido encarcelado, y así cuántos maestros, maestras nos ayudaron en la formación.

Aquí en la Facultad de Ciencias Políticas cuando llegué a estudiar, 1973, a vivir a la Casa del Estudiante Tabasqueño, que nos daban ahí una beca, nos daban alimento, nos daban hospedaje, aquí cerca en la colonia Guerrero, en la calle de Violeta vivíamos 80 en una casa, ya podrán ustedes imaginarse cómo era esa convivencia y así empecé a estudiar.

Y ese año de 1973, el primer año llevábamos una materia de ciencia política que nos daba el maestro Raúl Olmedo, que también daba un seminario, El Capital, porque era marxista, pero esta era una clase de ciencia política.

Llevábamos un libro, entre otros, que recuerdo El estado y la revolución, de Lenin, y nos tocó analizar el proceso chileno antes del golpe; y muy tristemente en la clase, con la conducción del maestro, se llegó a la conclusión de que iba a haber un golpe de Estado, y desgraciadamente así sucedió en septiembre de 1973, y en la Casa del Estudiante Tabasqueño, cuando pasó eso, yo y otro compañero en el pizarrón hicimos un manifiesto protestando.

Eso es la escuela, esa es la formación, eso son nuestros maestros, por eso felicidades a todas las maestras, a los maestros de México.

-¿Se acuerda de Paulina Fernández?

-Sí, Paulina Fernández, fíjense, fue primero mi compañera de escuela, debemos de tener la misma edad, a lo mejor ella es más joven, y llevamos clases juntos. Había una clase, no sé si estaba ella, yo creo que sí, de partidos políticos y grupos de presión, y daba la clase mi maestro Rodríguez Araujo, Rodríguez Araujo daba la clase de partidos políticos.

Desde la fundación del partido comunista, si no mal recuerdo 1919; luego la fundación del PNR, Partido Nacional Revolucionario, 1929; la época del general Calles, que es el antecedente del PRI, PNR; luego ese partido se transforma durante el gobierno del general Cárdenas en Partido de la Revolución Mexicana, PNR, 1938; y luego en 1946 se funda el PRI.

El PAN, en el gobierno del general Cárdenas, pero para oponerse a la política popular y patriótica del general Cárdenas, se creó un año después de la expropiación petrolera, en 1939.

Bueno, fuimos compañeros de clase con Paulina. Pasa el tiempo, o sea, yo termino como pasante, me tengo que ir a Tabasco, me fui de director del Instituto Nacional Indigenista, no me recibí, no hice la tesis, me voy allá seis años, regreso por una circunstancia también especial y decido hacer mi tesis.

Además, para recibirse, no sé cómo sea ahora, pero antes había que presentar dos exámenes de traducción de dos lenguas extranjeras y me metí a eso, a llevar dos traducciones de lectura, las más fáciles, francés y portugués, para cumplir con el requisito. Hice la tesis y ya Paulina era maestra, ya llevaba seis años siendo maestra, entonces le pedí que me asesorara en la tesis y fue mi asesora de tesis.

Hice un trabajo de tesis que se llama La formación del Estado nacional en México. Y fue también muy interesante porque presento el examen, estoy con los sinodales, hay una parte en donde le dicen al alumno que se salga porque ellos tienen que deliberar.

Y habían acordado darme mención honorífica por la tesis y en eso ven mi antecedente y no tenía yo de promedio ocho, sino 7.8, porque fue muy difícil para mí estudiar, 7.8; entonces, no se puede presentar o no se puede dar mención honorífica sino es arriba de ocho.

Entonces, con Paulina mi maestra, le mando un saludo; y también a mi maestro Octavio Rodríguez Araujo, maestro emérito de la Facultad de Ciencias Políticas.

¡Cuántas historias con las maestras y con los maestros!.