Familiares de fallecidos por covid tendrán hasta un año para cobrar apoyo por $11,460: Zoé

, , Comentarios desactivados en Familiares de fallecidos por covid tendrán hasta un año para cobrar apoyo por $11,460: Zoé

*Será a partir del 18 de marzo en que empezó la emergencia y hasta su final

 El Director General del IMSS, Zoe Robledo, dio a conocer un apoyo económico a las y los familiares de personas fallecidas por COVID-19 por un monto de 11 mil 460 pesos, y tendrán hasta un año para cobrarlo.

 Esta cantidad fue definida en la Junta de Gobierno del DIF ya a inicios del año para gastos de asistencia social para 2020 para este tipo de aportaciones y tiene como propósito contribuir con los gastos que incurren las familias originados por los servicios funerarios, indicó. 

 Este es un apoyo universal, porque llegará a todos aquellos que lo soliciten y se encuentren en este supuesto sin importar su condición social, si tienen o no seguridad social o la condición económica de quien lo solicite. Y es un apoyo directo porque no requiere de ninguna intermediación para la entrega del recurso, sólo se necesita acceder voluntariamente a una plataforma digital para solicitarlo.

 En la conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, Robledo dijo que para tramitar este apoyo las personas que han perdido un familiar por COVID-19, entre el 18 de marzo de 2020, fecha en que se registró el primer deceso en nuestro país, y hasta la publicación de la declaración oficial del fin de la emergencia sanitaria, ese es el lapso de tiempo. Para ello, se tendrá un plazo de hasta un año a partir de la defunción del familiar para poderlo solicitar. Es importante también destacar que por su naturaleza sólo será posible entregar un apoyo por cada persona fallecida.

El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, el DIF, aquí está su titular Rocío García, es la institución del Gobierno de México que está encargada de proporcionar este apoyo, ya que tanto la Ley General de Salud y la Ley de Asistencia Social le otorgan al DIF la facultad para ejecutar los programas de asistencia social, entre los cuales se encuentra la prestación de servicios funerarios.

Adicionalmente a eso, en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 30 de marzo de este año se permite utilizar los recursos de asistencia social justo para atender necesidades derivadas de COVID-19.

Es importante señalar que, así como nos lo ha instruido el presidente, esta iniciativa no es responsabilidad que recae en una sola institución, es el resultado de la coordinación interinstitucional entre diferentes dependencias y entidades del Gobierno de México.

Los lineamientos para este apoyo fueron aprobados el día de ayer en la Junta del Gobierno del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, el DIF, y además en el diseño y en su implementación han colaborado, además del DIF, la Secretaría de Salud, la Sedena, la Semar, el Issste, el IMSS, como instituciones de seguridad social, y también Pemex, así como Renapo y, desde luego, el Insabi.

 Los beneficiarios serán los familiares de la persona fallecida por COVID-19: esposo, esposa, la pareja, los hijos, así como el padre o la madre. 

Una vez recibida la solicitud, se tendrá un tiempo de espera de una semana. Si no se presentara una segunda solicitud por la misma persona, se generaría el pago; si hubiera algún otro familiar solicitando el apoyo, entonces se dirimen las controversias a partir de lo que establecen los propios lineamientos. 

 Para recibir el apoto se requiere del acta de defunción que indique que la causa de deceso es por COVID 19 y además contar con documentos oficiales que acrediten el parentesco entre la persona finada y quien solicita el apoyo, indicó.