En seguridad no funcionó la centralización de decisiones, hay que reformularla: Sauri

, , Comentarios desactivados en En seguridad no funcionó la centralización de decisiones, hay que reformularla: Sauri

  • Debe atenderse la diversidad regional, lo que sucede en Reynosa también ocurre en Michoacán, dijo
Dulce María Sauri

El modelo de seguridad que se desarrolló desde el inicio de esta administración no funcionó. O sea, ya para mí es categórico lo que la realidad nos está mostrando, y por lo tanto se necesita una nueva formulación que atienda la diversidad regional del país señaló la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri.

Entrevistada luego de la sesión de la Comisión Permanente en el Senado de la República, dijo lo que sucede en Reynosa, sucede en Michoacán, en Sinaloa y en otros estados de la República, en tanto que otras entidades tienen otros problemas de seguridad más relacionados a problemas de seguridad pública que con la actividad del crimen organizado.

Sin embargo, la centralización, la concentración de decisiones en el ámbito federal y particularmente en la Presidencia de la República no resultó. Se necesita volver a establecer la corresponsabilidad de estados y municipios en las tareas de seguridad pública. La seguridad interior, desde mi perspectiva, necesita una revisión, indicó la política yucateca.

En lo personal sería partidaria de revisar la ley de Seguridad Interior que fue declarara inconstitucional en el 2018 por la Suprema Corte de Justicia, donde había respuestas jurídicas a situaciones como las que desgraciadamente se han presentado en Reynosa.

Rechazó como acciones de terrorismo lo que ocurre en México porque ese concepto y esas palabras porque tienen grandes implicaciones, primero porque sería calificar un acto del cual hasta el momento se conoce muy poco, nada más el número de víctimas, pero ninguna otra cuestión adicional.

En segundo término, porque una calificación de esa naturaleza implica, y ustedes lo saben, en una ciudad fronteriza con los Estados Unidos poner en riesgo nuestro país de que las bandas de crimen organizado, de todo tipo, sean calificadas como organizaciones terroristas, y esto para la política de los Estados Unidos tiene implicaciones muy serias.

Entonces, la exigencia no solo es que se investigue, porque cada vez que sucede esta era la exigencia y que haya resultados, aquí la exigencia pasa por reconocer que el modelo de seguridad fracasó.

Sauri dijo que uno de los problemas más serios que hemos tenido en los últimos años es quién es responsable. Es responsable la gobernadora, el gobernador del estado, es responsable la federación, es responsable la o el presidente municipal, y al final de cuentas nadie es responsable.

Por ejemplo, yo veo los datos del Fortaseg que era un programa en que a través de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se enviaban recursos para el fortalecimiento de las policías de los estados y los municipios, cero, cero recursos fue aprobado en 2021.

Entonces, cómo podemos hablar de corresponsabilidad si no hay recursos, si no hay políticas de capacitación y fortalecimiento.

La Guardia Nacional por más que tenga más de cien mil elementos; el propio Ejército Mexicano simple y llanamente no pueden estar en los casi dos millones de kilómetros cuadrados de territorio nacional. Entonces, la centralización y la concentración de las decisiones en materia de seguridad no funcionaron, aceptémoslo.

Respecto a que si tiene que ver el hecho de que no funcionó la desaparición de poderes como origen de la violencia, manifestó que en Michoacán no hay ninguno de esos temas y hay una situación de violencia muy serio. Y también podemos hablar de otros lados.

Y desafortunadamente en Reynosa no es primera ocasión en que hay este tipo de situaciones tan serias, tan graves de violencia, o en general en Tamaulipas.

Si el cambio de gobernador resolviera los temas de inseguridad, bueno pues en este momento van a cambiar 15 gobernadores, una fácil, una decena de ellos en estados que desafortunadamente tienen regiones muy violentas y, además, es una oportunidad para el partido en el gobierno del cual son estos gobernadores para establecer estas acciones de coordinación que permitan un combate eficaz a la delincuencia organizada y, por lo tanto, que sus sociedades vivan en paz.

Lo de la desaparición de poderes es muy coyuntural, dijo, no había desaparición de poderes cuando ocurrió la tragedia de San Fernando en 2011, había un gobernador que ejercía sus funciones.

En síntesis, a lo que voy es: si queremos seguir engañándonos, hay mil formas de hacerlo. Si queremos enfrentar la realidad, digámoslo, no funcionó el modelo con centralización y concentración de las decisiones.