En el país hay 362,274 casos confirmados de covid-19 y 41,190 defunciones: Alomía; 2,834 mujeres embarazadas

, , Comentarios desactivados en En el país hay 362,274 casos confirmados de covid-19 y 41,190 defunciones: Alomía; 2,834 mujeres embarazadas

Karla Berdichevsky Feldman, directora de Equidad de Género

*En caso de infección se puede interrumpir el embarazo en los primeros tres meses considerando aspectos éticos: CNEGSR

Al 22 de julio de 2020 hay 362,274 casos confirmados y 87,905 sospechosos de covid-19 y se han registrado 411,673 negativos, 41,190 defunciones confirmadas y 231,403 personas recuperadas, dijo el director de Epidemiología, José Luis Alomía.

Indicó que son 2,834 mujeres embarazadas confirmadas, en Baja California, en Sonora, zona noreste, en la zona centro Ciudad de México, Estado de México, en el Golfo Veracruz y Tabasco, y en la península Quintana Roo.

De ellas 88 por ciento de ellas fue durante su periodo de embarazo y 12 por ciento durante el puerperio. En México se mantiene una vigilancia después del nacimiento del bebé durante un periodo de hasta 40 días, se considera todavía que hay un riesgo importante y es el seguimiento que se da todavía en este periodo de puerperio.

Lamentablemente han ocurrido 83 defunciones maternas confirmadas para COVID-19, lo cual a su vez también ha representado una carga del 19 por ciento para efecto de todas las causas que en un momento producen o contribuyen a una muerte materna.

Al respecto, la Directora General del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, Karla Berdichevsky Feldman dijo al respecto que definitivamente estas mujeres que durante el embarazo o el puerperio murieron con una infección confirmada por COVID-19, se registran como muertes maternas asociadas a coronavirus; sin embargo, por el análisis de algunos de estos casos sabemos que eran mujeres con la infección, tuvieron también alguna complicación propia del embarazo y todavía no podemos determinar cuál fue la condición que las llevó a la muerte.

Entre los lineamientos preventivos que dio a conocer, dijo, se considera la posibilidad de una mujer está infectada en los primeros trimestres del embarazo y dado que la evolución de esta pandemia no nos ha permitido registrar muchos datos todavía, no sabemos las implicaciones que pueda tener sobre los efectos perinatales, una infección temprana en el embarazo.

Y, por lo tanto, considera aspectos éticos como la interrupción voluntaria del embarazo ante la posibilidad de que existan malformaciones congénitas o de una complicación más adelante en el embarazo ante casos de infección temprana en los primeros trimestres.

Asimismo, se analiza la evidencia sobre las terapéuticas que existen, las recomendaciones están vinculadas estrechamente a la evidencia científica disponible. La vigilancia epidemiológica que es clave pare el diseño de las políticas, precisó.