Desorden y abandono de la vieja herencia cultural del Centro Histórico de Oaxaca: Saúl Reyes

, , Comentarios desactivados en Desorden y abandono de la vieja herencia cultural del Centro Histórico de Oaxaca: Saúl Reyes

Ciudad de México a 2 de junio del 2020.

 

Noche de Rábanos en Oaxaca

 

LA FUERZA DE LA PALABRA

Saúl Reyes Méndez

          ANGEL SORIANO CARRASCO, ÍCONO DEL PERIODISMO Y LUCHADOR SOCIAL

Hablando de mi Director General de la Revista BRECHA, sociedad y cultura de México, el periodista Ángel Soriano Carrasco, hombre del alto rango en la pluma del pensar y escribir, quien ha sido integrante del Consejo Editorial de EXCELSIOR, socio y columnista, actualmente del portal de la revista Brecha, y con un historial interesantísimo para su natal Estado de Oaxaca. Es fundador y presidente del Club de Periodistas de Antequera y Delegado del Club Primera Plana en Oaxaca, entre otras distinciones fue declarado Ciudadano Distinguido de Oaxaca en Abril de 1986 por el ayuntamiento de la capital del estado. Y en tres ocasiones premio nacional de periodismo entre otros galardones.

Ángel Soriano, se ha entregado por mucho tiempo en la difícil y noble tarea del periodismo y sigue empeñado en la trascendencia de los análisis de temas importantes que ocurren en su patria chica, la vieja Antequera, que atañen a su querido país México, así como de la población asentada fuera de nuestras fronteras.

La sencillez de Don Ángel Soriano hace notar un ciudadano común. Sin embargo me atrevo decir que es un personaje a quien se le aprende muchas cosas: es un profesional en el arte de la pluma, es un prestigiado escritor y periodista; además de ser un luchador social en su gremio con bríos de alto vuelo en beneficio del grupo de periodistas que informan diariamente a nivel nacional; es un ciudadano que le caracteriza la discreción y buen tino para plasmar su pensamiento, con calidad y pasión.

Ángel Soriano, me recuerda a otros intelectuales, en la cultura Oaxaqueña como a Don Andrés Henestrosa, el poeta, narrador, ensayista, orador, escritor, político, bibliófilo, historiador y periodista mexicano, aquel oaxaqueño de lengua materna zapoteco; o también al artista plástico llamado Francisco Benjamín López Toledo, otro zapoteco, activista y luchador social con un pensamiento diferente al neoliberalismo, ambientalista, promotor y difusor cultural y filántropo que pudimos ver su obra hasta el 2019 tiempo que mostró su talento y coraje para promover y difundir la cultura y apoyar las causas con la única visión de progreso y defensa de su tierra, sin interés personal a cambio de la conservación del patrimonio artístico mexicano y del medio ambiente natural.

Así Ángel Soriano, promulga hoy un interés fundamental en la ciudad de Oaxaca que es patrimonio cultural de la humanidad.

Oaxaca es una ciudad bella con sus edificios coloniales, edificados con piedras volcánicas verdes posee una plaza central junto a un zócalo esplendido donde se encuentra la catedral y su gran palacio de gobierno, en éste lugar y su entorno podemos ver la representación histórica de su región donde se manifiesta la idiosincrasia, el orgullo de ser oaxaqueño; de aquí se refleja esa muestra internacional llamada Guelaguetza que en los dos lunes de julio se manifiesta en Cerro del Fortín donde se convoca a la cañada costa Istmo Mixteca-Zapoteca cuenca de Papaloapan , Sierra Sur, Sierra Norte y los Valles Centrales.

Esta es la cultura de Oaxaca, la que Ángel Soriano defiende e invita a los Oaxaqueños a sumarse a la fundación que se va a crear con el propósito de cuidar al Centro Histórico porque Oaxaca la capital en la actualidad se observa el desorden y abandono de tan grandiosa herencia que hoy vemos muy sombría; se pretende dar una imagen con éste mosaico de esplendor de nuestra querida ciudad que cuenta con tanta riqueza histórica que defendamos sus orígenes y su cultura dando un espacio para los artesanos digno, donde se puedan reconocer y admirar sus múltiples talentos que hacen a nuestra ciudad un lugar especial donde nuestro país se distinga a nivel internacional a través de nuestros queridos artesanos. La sociedad civil ha sido empujada por otros grupos y con otros intereses con el fin de provocar barbaries y violencia empobreciendo más al artesano que su única forma de vida es a través de la venta de sus productos y las autoridades lo han permitido, lo cual crea una decadencia de nuestros recursos culturales, sociales, gastronómicos y que representan lo que es la Cultura Oaxaqueña.

Es por ello que me uno a la lucha de Ángel Soriano, convencido de que nuestra tierra Oaxaca, es digna de seguir siendo un emblema universal de lo que es México, sin dejar de mencionar el himno de nuestro Estado “Dios Nunca Muere”.

Recopilación del Profr. LAUREANO LUNA MONTEALBÁN