Desorden, desbarajuste y corrupción a lo grande, hasta medios vendían de todo al Gobierno: AMLO

, , Comentarios desactivados en Desorden, desbarajuste y corrupción a lo grande, hasta medios vendían de todo al Gobierno: AMLO

AMLO en La Mañanera del lunes 6 de julio

*Por la austeridad se cancelan contratos, pide a la burocracia compartir instrumentos de trabajo

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los trabajadores al servicio del Estado a compartir más los instrumentos de trabajo y que no haya corrupción y refirió que esto se debe, en relación a la decisión de la secretaría de Economía de que tres compartirán una computadora “es que había contratos de computadoras a diestra y siniestra”.

Refirió que en Aduanas se canceló un contrato millonario, y en todos lados, pues había hasta medios de comunicación que daban servicio de computación y de telefonía al gobierno, vendían de todo. Entonces, en la ley de austeridad, y desde antes, en mis compromisos de campaña dejé establecido que no íbamos a comprar equipos de cómputo, está escrito, precisamente por el desorden, el desbarajuste y la corrupción que imperaba, pero en grande.

Ahí en Economía, por ejemplo, ahí es donde tenían 60 oficinas en el extranjero. Miren si no lo van a resentir, ¿cómo les va a gustar la austeridad si estaban acostumbrados al derroche?, 60 oficinas en las principales ciudades del mundo en el programa ProMéxico. Siempre digo: a ver, ¿dónde han visto una oficina aquí en la capital o en cualquier estado de la República que se titule o se rotule o que se llame ProFrancia o ProAlemania, ProBrasil? De veras, el comportamiento era hasta ridículo, éramos como el hazmerreír por esas extravagancias en el mundo, nos perdían el respeto.

En la conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional del lunes 6, López Obrador manifestó que había una especie de enajenación, existe todavía, de que todo eso se ve normal, como que no tiene nada de malo. “Estamos cambiando estas cosas y es por el bien de la gente, ahorrando, ahorrando, ahorrando todo lo que se pueda. Los que lucharon durante la reforma para restaurar nuestra República con la invasión extranjera, los oficiales, zurcían sus uniformes, ponían de su bolsa”.

Respecto a que si se les cobrará a los trabajadores por el uso de computadora en las oficinas públicas, refirió una anécdota bellísima de que Riva Palacio se retira a escribir y lo manda llamar el presidente Juárez y le dice: ‘Oiga, hay una deuda con usted, porque usted le pagó a oficiales y a soldados de su dinero’, la respuesta de Riva Palacio fue: ‘Presidente, a México no se le cobra, se le sirve’. Esa era la dignidad de los servidores públicos.

Indicó: entonces, no estamos exigiendo tanto sacrificio, se les está garantizando a todos -y somos unos privilegiados, me incluyo- que cada 15 días nos pagan. ¿Cuánta gente tiene que salir a la calle ahora arriesgando su vida para llevar algo que ayude a la alimentación y a las necesidades de la familia?, ¿qué se creen los burócratas con todo respeto?, me refiero a la burocracia dorada, estaban muy mal acostumbrados. Ahí se van a ir poco a poco acostumbrando, pero nada de fantocherías.

-Entonces el mensaje para los trabajadores de la Secretaría de Economía sería: la austeridad sigue, pero ustedes no van a poner sus cuatro mil pesos para mantener el equipo.

Respondió: No, pero ¡cómo! Imagínense al momento que den esos cuatro mil pesos, ocho columnas en el Reforma, en Expansión no, bueno.

– Pero, presidente ¿sí puede pasar que se queden entonces sin estos equipos por los contratos?

-No, no, no. No va a pasar eso, no, de ninguna manera.

Es lo mismo de la extinción de los fideicomisos, de los fondos. A la gente se les va a seguir ayudando, el que tiene su beca va a seguir recibiendo su beca, lo que pasa es que todos esos aparatos que cuestan mucho van a dejar de existir y Hacienda va a tener el dinero para dar el apoyo a los estudiantes, a los creadores, a los artistas, a los cineastas, a los artesanos, a los antropólogos, arqueólogos, de manera directa, poniendo orden, porque proliferaban los fondos, los fideicomisos sin control, manejados, ya lo hemos dicho, con aparatos burocráticos, onerosos, en donde el director del fideicomiso ganaba muchísimo dinero; aparte, tenía direcciones, asesores, viajes al extranjero, etcétera, etcétera, etcétera.

Entonces, vamos a que el recurso le llegue al beneficiario de manera directa, sin intermediarios, aclaró.