Desde niño he ayudado en muchas inundaciones, quienes no lo han hecho van por la foto: AMLO

, , Comentarios desactivados en Desde niño he ayudado en muchas inundaciones, quienes no lo han hecho van por la foto: AMLO

*Anuncia estricto control de las presas y presupuesto garantizado a damnificados

En Tabasco como “pez en el agua”

En Villahermosa, Tabasco, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 estarán garantizados los recursos para financiar la recuperación de comunidades inundadas en Veracruz, Chiapas y Tabasco.

“Ya puedo informar que ha sido autorizado el presupuesto para el año próximo y ya tenemos disponibilidad de fondos para financiar todo el programa integral en beneficio de los afectados por inundaciones”, remarcó.

Respecto a las críticas que ha recibido porque a las zonas afectadas sobre ha ido en helicópteros y no se ha mojado los pies, dijo: aquí en Tabasco soy como pez en el agua, me muevo como pez en el agua, desde mi infancia, pero he padecido, he enfrentado, he ayudado en muchas inundaciones, yo fui seis años director del Instituto Nacional Indigenista y viví en Nacajuca. Relató:

Imagínense que vivía ahí, y a veces, en tiempos de inundación teníamos que estar de día y de noche ayudando a la gente, sacando gente en chalanes, en lanchas, resolviendo problemas, porque en las comunidades, como hay bordos, esos bordos a veces protegen a una comunidad, pero se afecta a otras que se inundan y los afectados de esas comunidades lo que buscan es siempre romper el bordo para que salga el agua y pues se inunden los que no están padeciendo.

Entonces, me acuerdo un día, una noche me fueron a ver porque se iba a presentar un enfrentamiento o se estaba por darse un enfrentamiento entre la comunidad de Guatacalca y Olcuatitán por un bordo, que ni siquiera era el bordo grande, sino era un bordo para entrar a Olcuatitán, pero represaba el agua y tenía inundada a Guatacalca. Entonces, los de Guatacalca querían abrirlo y los de Olcuatitán, pues se oponían.

Y ahí llego a media noche a tranquilizar a la gente, y claro que me mojaba, yo andaba con el agua, no a la cintura, sino al pecho, en los pantanos, ayudando a la gente. Entonces, me he mojado siempre.

Cómo voy aquí para tomarme la foto, ir a una colonia con unas botas que sé que no me van a cubrir y que me voy a mojar para ir a entregar una despensa y que me tomen una foto. A lo mejor los que nunca han hecho eso, pues tienen que mostrarlo. Además, yo soy liberal y la Biblia dice que lo que da la izquierda no tiene por qué saberlo la derecha.

Entonces, eso es lo que puedo contestar.

En el caso de Peñitas, ya hablé de que vamos a buscar el control dándole preferencia a la gente que no se inunde. Eso no se podía hacer antes, parece mentira o exageración, porque predominaban los intereses de las empresas que le venden energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad y ellos manejaban al final de cuentas el control de las presas, ellos eran los que ordenaban cuándo turbinar, cuándo no.

Por eso los vasos de las presas se mantenían llenos, todavía esto que estamos padeciendo es producto de esa política, es un remanente, porque se tiene que entender de que todavía no termina de nacer lo nuevo y no termina de morir lo viejo, es un proceso de transición, imagínense 36 años de predominio de una política, claro que va a cambiar, pero ahí vamos poco a poco.

Pero yo les puedo decir con seguridad de que va a haber un control estricto de las presas, porque no puede haber un interés particular, inclusive, ningún interés de una dependencia, de una empresa pública, por encima del interés del pueblo, del interés de los mexicanos, de la protección de las personas. Eso está por encima de todo.

¿Cuál es la diferencia en el manejo de antes y el manejo de ahora?

Que estamos actuando con responsabilidad, no hay corrupción, esa es una diferencia, sustancial. Y no sólo por tratarse de Tabasco, sino por tratarse de un asunto muy delicado, lo estamos atendiendo de manera directa y todos los días y esto no lo hacían así antes.

¿Quiénes manejaban lo del control de las presas? Los técnicos, ahora, por ejemplo, decidieron, tenemos que abrir hasta dos mil 500. Y, desde luego, ellos estaban cuidando que no se rompiera la presa, haciendo sus cálculos, pero no es lo mismo sacar dos mil 500 metros cúbicos así, pasar de dos mil 200, de mil 800 a dos mil 500 de un golpe, Villahermosa se hubiese ido a pique, como decimos en Tabasco, toda Villahermosa, porque también hay que aclarar que sí se fue al agua.

Les dijimos: Vámonos poco a poco, en vez de los dos mil 500 de golpe, suelten 100, luego 100, luego 100 y llegaron a dos mil 100, y empezó a bajar el nivel en la presa porque dejó de recibir agua como se estaba recibiendo, traía ingresos de tres mil 500 metros cúbicos por segundo, o sea, una cosa que no se había visto desde que se construyó la presa.

Afortunadamente bajó y se pudo evitar el desfogue de los dos mil 500 metros cúbicos por segundo, llegó nada más a dos mil 100 y ahora está en mil 200, pero fue porque se intervino y dijimos: vamos a ver esto.