Desautoriza Salud medicamentos utilizados en CDMX contra covid: Alomia; hay 149,084 defunciones

, , Comentarios desactivados en Desautoriza Salud medicamentos utilizados en CDMX contra covid: Alomia; hay 149,084 defunciones

*Un 80% de los enfermos de covid se recupera y sólo 20% es grave, indicó

Ante el uso de ivermectina y azitromicina en la CDMX como ensayo clínico contra covid, la Secretaría de Salud indica que hasta este momento no se cuenta con los estudios científicos  necesarios o válidos que demuestren que estos medicamentos tienen la eficacia o tienen la utilidad que hasta el momento en algunos grupos se ha estado promoviendo, indicó el Director de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra.

Dijo que esto no aplicaría solamente para la ivermectina, sino para cualquier otra molécula fármaco sustancia que en su momento se le quiera acreditar alguna utilidad específica para el COVID-19- recordemos que en el 80 por ciento de las personas genera enfermedad leve que cura por sí sola, es decir, la misma historia naturalleve hace que una persona que enferma, en un promedio de entre cinco y siete días se recupere, y  sea solamente el producto de la reacción de su sistema inmunológico o como respuesta al virus como tal.

Sí hay un 20 por ciento que sabemos que desarrolla COVID grave, y a su vez un grupo dentro de este 20 por ciento, que representaría alrededor de un cuatro, cinco por ciento del total, que también desarrollan enfermedad crítica.

Indicó que para poder decir fehacientemente y con base científica, es decir, con sustento documental, que un medicamento produce curación o mejoría del COVID, tengo yo que demostrar que esto no es producto o de la casualidad o del azar, se tiene que demostrar que esas personas que se recuperaron pues no pertenecen a ese 80 por ciento que desarrolla COVID leve, y que por lo tanto aun sin haber tomado el medicamento se hubiera recuperado en esos cinco o siete días, es decir, que no es una acción directa del medicamento, sino es el sistema inmunológico propio de la persona la que la lleva a la recuperación.

Otro punto importante más y que todavía sería más relevante: poder demostrar que si yo utilizo este medicamento en este 20 por ciento que sí desarrolla enfermedad grave o inclusive en ese otro menor porcentaje que desarrollan enfermedad crítica, el medicamento va a causar remisión del problema y va a causar mejoría en la persona, esa es todavía un reto mayor.

Hasta este momento no se tiene, no hay ninguna evidencia científica, y es por eso que también ya desde mediados del año pasado la misma Organización Mundial de la Salud en diferentes publicaciones ha emitido la no recomendación, no recomienda el uso de toda una serie de medicamentos, entre ellos la ivermectina, que no cuenta con estas evidencias científicas sólidas; es decir, no hay un ensayo clínico controlado que devele con datos científicos evidencie lo que se está queriendo lograr.

Sin embargo, como lo comenta el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, pues bueno, esta pudiera ser un marco de un primer ensayo; sin embargo, y hay también posicionamientos de expertos clínicos, tenemos a las mismas asociaciones específicas de la especialidad, en este caso es tanto la Nacional de Infectología y Microbiología, que inclusive también han tenido exposiciones técnicas para el uso de estos medicamentos y que tampoco los recomiendan en función a la evidencia científica con la que se cuenta.

La Secretaría de Salud, que inclusive pueden ustedes encontrar en las páginas de coronavirus, van a encontrar específicamente un documento que para fines del nivel federal está coordinado por la.

No así, por ejemplo, el uso de algunos esteroides específicos que sí han demostrado, como la prednisona, que sí han demostrado una utilidad en el paciente grave, que presentó complicaciones, hospitalizado y en donde este medicamento con dosis también muy definidas por los especialistas va a generar, sí, una mejoría en la evolución clínica.

Pero que tampoco este medicamento es recomendado como un profiláctico o como un medicamento que ayude a prevenir o como un medicamento que se tuviera o se pudiera usar en el ámbito comunitario, debe de ser siempre bajo la prescripción, supervisión, de un profesional de la salud debidamente acreditado y capacitado, y además en el medio hospitalario.

Entonces, bueno, vamos a estar muy atentos de esta, digamos, estrategia, indicó.

Informó que hasta el 23 de enero se registraron 149,04 defunciones, un millón 752 mil 347 casos acumulados que es un incremento d2 20 mil 57 en 24 horas.