Ciudad y Valle de México, la zona de más difícil control de la epidemia, hay 110,074 defunciones

, , Comentarios desactivados en Ciudad y Valle de México, la zona de más difícil control de la epidemia, hay 110,074 defunciones

Se busca atenuar, mitigar la epidemia y se trabaja en la reconversión hospitalaria, dijo

Quienes habitamos en la Ciudad de México y el Valle de México, tengamos consciencia de que estamos en la zona de más difícil control de la epidemia dijo el subsecretario de Salud, Hugo Lopez Gatell porque es la zona donde vive la cuarta parte del país.

Si salimos a espacios cerrados, si salimos a espacios concurridos, si cuando tenemos síntomas, salimos a la calle vamos a tener la posibilidad de contagiar o, si no tenemos síntomas, de ser contagiados. Es muy importante tomar consciencia de eso.

Cada uno de nosotros podemos contribuir a ser parte de la solución, esto lo enfatizamos en la Ciudad de México por la trayectoria que vemos, como ha dicho la doctora Sheinbaum, del crecimiento en el número de hospitalizaciones diarias, el número de casos y también el número de defunciones, están incrementando las defunciones en la Ciudad de México.

Por eso queremos que lo más pronto posible se reduzca la movilidad. La movilidad es un reflejo de qué tanto salimos y nos reunimos con otras personas. Entonces si logramos todas y todos actuar solidariamente como lo ha venido haciendo México, el pueblo de México desde el inicio de la epidemia, también en el Valle de México vamos a lograr atenuar, mitigar la epidemia.

El segundo gran componente es la reconversión hospitalaria, trabajando todos juntos en el sector salud y con el gobierno de la Ciudad de México, los servicios estatales de salud estamos logrando expandir la capacidad hospitalaria.

Tenemos un plan claramente trazado que ha sido ya analizado y presentando al presidente.

El jueves pasado y estamos dándole seguimiento para aumentar la capacidad hospitalaria, junto con el IMSS, Issste, Pemex, Sedena, la Secretaría de Marina, hay también un convenio adicional con las Asociaciones de Hospitales Privados para expandir la capacidad.

Y lo que vamos a lograr es que siempre la capacidad sea más extensa que la necesidad y eso es lo que estamos haciendo conjuntamente con la Ciudad de México.

Dijo que hay derechos que son adjudicables a la persona en lo individual, pero hay muchísimas condiciones de la vida en donde estamos relacionados con otras personas, y lo que hagamos o dejemos de hacer va a tener una consecuencia o bien positiva o bien negativa sobre otras personas. Es el caso de las epidemias de enfermedades transmisibles, es el caso de la erosión de los ecosistemas, es el caso del calentamiento global, es el caso de la contaminación ambiental, es el caso de la contaminación de ríos, suelos y otros elementos de sustento. Entonces, casi todo lo que hacemos tenemos que tener conciencia de que no va a afectar solamente nuestras vidas, va a afectar la vida de otras personas.

De manera muy pragmática, si se realiza una fiesta y el vecino hace una fiesta y congrega a personas, todo lo que ahí ocurra puede afectar a los vecinos, desde algo muy común en la vida social, el ruido, el ruido esto es independiente de COVID. El vecino hace una fiesta y ahí tiene ruido, tiene música, tiene gritos hasta las 6:00 de la mañana, y va el vecino y le reclama y dice: ‘Es mi casa, yo puedo hacer lo que quiera’.

Esto es desde todo punto de vista absurdo, porque el ruido se propaga y hay leyes en algunas entidades federativas, como en la Ciudad de México, la Ley de Cultura Cívica, que establece con precisión en el artículo 24 que existen límites de tolerancia a la realización de ruido, porque el ruido se propaga, si lo vemos con algo mucho más grave y trascendente como las enfermedades infecciosas, estas se pueden propagar. Entonces, lo que hagamos o dejemos de hacer va a tener una consecuencia sobre otras personas, esto es lo que nos economistas le llaman externalidades negativas.

Entonces, el debate filosófico, el debate ético, el debate técnico de la salud pública es si se podría obligar a las personas a utilizar un instrumento de precaución, que en parte nos protege a nosotros mismos y en mucho protege a todos los demás, y en general este debate se resuelve respetando las libertades individuales.

Por importante que es la prevención hacia los demás no se puede imponer sobre las libertades individuales el uso de un instrumento, como puede ser una vacuna, para proteger a todos los demás. Y en la historia de le epidemiología, en la historia de la salud pública, existen casos muy interesantes sobre las consecuencias de la libertad y la protección de los demás. Es muy interesante esto. Muchas gracias.

Por favor usted. Ah, perdón, no, no, está la compañera y después usted. Nos quedan pocos minutos, son las 19:55.

 Respecto a que si es posible pasar a sem[aforo rojo en la CDMX, dijo que como se ha dicho en innumerables ocasiones, también el semáforo no se trata de una negociación, el semáforo es un instrumento técnico que mide un riesgo.

Y hay 10 indicadores que se conocen, son públicos, el documento técnico del semáforo está en nuestro portal coronavirus.gob.mx y lo que indica es a partir de información objetiva cuál es la condición de la transmisión del virus medida por dos indicadores, de la ocupación hospitalaria medida por tres indicadores, del riesgo de mortalidad medido por dos indicadores, etcétera.

El instrumento lo que permite es una medida universal para todo el país con la misma metodología. Por eso cuando en meses atrás hubo este debate de que cada estado quería tener su semáforo, pues todos, al final creo que todo mundo se convenció de lo que era bastante evidente, nos sirve tener un solo instrumento.

El Director de Epidemiologia, Jose Luis Alomia, dijo que al 07 de diciembre hay 1,182,249 casos confirmados de covid/19, se han registrado 1,456,073 negativos, 110,074 defunciones confirmadas y 873,555 personas recuperadas.