Cesaré al servidor público que haya actuado con interés politico, ni presiones ni mala fe en la ASF: David Colmenares

, , Comentarios desactivados en Cesaré al servidor público que haya actuado con interés politico, ni presiones ni mala fe en la ASF: David Colmenares

*La descalificación presidencial politiza y entorpecen la fiscalización: MC

David Colmenares en San Lázaro

David Colmenares Páramo, titular de la Auditoría Superior de la Federación, dijo que la ASF no confronta ni mucho menos enfrenta a nadie, a ningún orden de gobierno ni a ningún Gobierno; son informes sobre el destino de sus aportaciones a los mexicanos, a través de la Cámara de Diputados, que es su rectora.

En reunión presencial con la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, en el Salón Legisladores de la República de la Cámara de Diputados, indicó que cualquier entidad aludida en las auditorías tiene derecho a reclamar aclaraciones conforme a la ley. Estamos trabajando precisamente en lo concerniente a la cancelación del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dijo.

Señaló que la ASF ha tratado de ser una entidad del Estado mexicano “que está vinculada, afortunadamente, a la Cámara de Diputados, y hemos recibido durante estos años un gran apoyo del Congreso de la Unión para hacer las auditorías digitales que nos va a permitir ser mucho más precisos”.

Efectivamente, añadió, hay una discrepancia, que algunos consideran un error, en la auditoría de desempeño; sin embargo, “lo que hicimos fue apelando a la ley y todo dentro de la ley; apelamos a crear este grupo de trabajo, pedirle a otro grupo auditor, para que se reunieran y se invitara a participar en el mismo al Grupo Aeroportuario; en estos días tendremos resultados concretos y comparativos con el procedimiento usado anteriormente”.

Colmenares Páramo aseveró que “no he permitido ni permitiré ningún acto que vulnere los principios constitucionales y el marco de legalidad de la propia Auditoría Superior de la Federación; estamos colaborando en la investigación que la Unidad de Evaluación y Control (UEC) de la Cámara de Diputados está realizando”.

“Y pediré que se cese a todo servidor público que haya actuado con intereses personales en su participación en el proceso de fiscalización y que del resultado de su participación se imputen hechos que obedezcan a un interés político o personal, que se aparten de los objetivos propios de la fiscalización superior.

Por el bien de las instituciones, de México y de todos los mexicanos, para que se preserve el valor institucional que tiene la fiscalización superior y que quede claro que no hay ningún tipo ni de presiones ni de mala fe; si lo hubiera o hubiera algún comportamiento negativo, yo sería el primero en denunciarlo”, aclaró.

Recordó que al asumir el cargo de titular de la ASF protestó cumplir con la Constitución y con las leyes de ella emanan; que en toda su vida se ha conducido con apego a la legalidad y al marco normativo de las instituciones que “me han dado la oportunidad de contribuir al fortalecimiento del buen gobierno”.

FUERA DE LUGAR LA DESCALIFICACIÓN PRESIDENCIAL

La diputada Ruth Salinas Reyes (MC) consideró que las declaraciones que el Presidente de la República realizó descalificando la información de la ASF respecto de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, están fuera de lugar en un país de instituciones, porque sólo politizan y entorpecen el proceso de fiscalización. “Las y los mexicanos merecemos saber y estar convencidos de que la ASF realiza su trabajo sin presiones políticas”.

Subrayó que Movimiento Ciudadano reconoce el trabajo de la Auditoría; por ello, este ejercicio de rendición de cuentas cobra mayor importancia. Pidió saber si las discrepancias entre lo que entregó la ASF el 20 de febrero y lo comunicado el 22 de febrero por parte del Auditor Especial, responde a un error en la metodología o fue causa de una presión política por parte del Gobierno.

20 años de trabajo de la ASF no pueden echarse por la borda por presiones de ninguna índole

Del PRD, el diputado Jorge Casarrubias Vázquez dijo que 20 años de la ASF, como máxima autoridad de fiscalización para investigar el uso de los recursos públicos federales de manera autónoma y lejos de toda injerencia política, no pueden echarse por la borda por presiones de ninguna índole.

Indicó que en los informes de la Cuenta pública 2019 se evidenció un daño patrimonial a la nación, por lo que se debe proceder. Añadió que es necesario tener certeza de que las inconsistencias no sean un común denominador en las auditorías al Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y programas Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida y Becas Benito Juárez.