Asesinatos: se ha levantado la mano, contra ungidos de Dios

, , Comentarios desactivados en Asesinatos: se ha levantado la mano, contra ungidos de Dios

No hay temor divino; enderecemos nuestras vidas: Arzobispo de Antequera Oaxaca

Guillermo Castillejos Avila

No tenemos que levantar la mano contra el ungido de Dios, afirmó el Arzobispo de Antequera Oaxaca, al mencionar y recordar los asesinatos últimos cometidos en San  Juan Chapultepec y contra 2 maestros, afirmando que ya no hay temor divino.

Dijo que se ha levantado la mano contra ungidos de Dios; preguntó el Arzobispo, Pedro Vásquez Villalobos, que es lo que estamos enseñando, porque los que levantan la mano contra el ungido de Dios, vienen y son de familias cristianas donde se debe aprender a perdonar, a tener misericordia, a no llenarnos de odio, de celos y envidias.

El Arzobispo habló de esta manera a los presentes en la misa del medio día—12 horas—en el templo de Catedral, afirmando que tenemos que amar a nuestros hermanos como Dios nos ama en todo momento y nos tiene misericordia. Volvamos  el rostro a él y enderecemos nuestras vidas, expresó.

No hagamos en  nuestro pensamiento y actitudes humanas, imposible, lo posible, si Dios nos lo pide es posible, no te engañes, no nos dejemos engañar, fue la exhortación.

Dijo Monseñor Pedro Vásquez que tal vez desde pequeñitos no nos ayudaron para tener misericordia, para tener paciencia, para no guardar resentimientos, para no sentir coraje, para perdonar, porque a lo mejor escuchamos decir:

No te dejes hijo, no te dejes si te hacen esto, crecimos con ese no te dejes y no hay que dejarnos, y conforme fuimos creciendo no faltó quien nos dijera: no seas tonto,  defiéndete, te han difamado, defiéndete, te están atacando, defiéndete, han sembrado en nuestros corazones sentimientos de la ley del taleón, de que “me la hiciste, me la pagas”, son sentimientos de venganza.

No vivimos el amor como lo dice nuestro Señor: amen a sus enemigos, hagan bien a los que les hacen el mal, tengan un amor extraordinario, todo mundo hace eso, amar al que me ama, hacer el bien al que te ha hecho el mal, eso es extraordinario y eso espero de ti, afirmó el Arzobispo.

Señaló: tenemos que decirle a la madre de Dios que siga intercediendo por nosotros y modele el corazón, como modeló el corazón de su hijo, nosotros también somos sus hijos, María tiene que modelar nuestro corazón como los hijos de Dios y nos haga tener ese corazón sensible, capaz de amar.

Llamó Monseñor Pedro a sembrar la semilla del  amor en el corazón de nuestros hermanos, a amar para que experimenten el amor de Dios que falta a través de nosotros. Dijo que hay que amar al ungido de Dios y amar al hermano, como Dios te ama a ti.

El Arzobispo manifestó agradecimientos a quienes han venido de diferentes partes del país, a visitar Oaxaca, reconoció como bien el que elijan este lugar para descansar y vacacionar.

Afirmó que muchos de los oaxaqueños y familias viven de eso: les deseó que se lleven grato recuerdo de la ciudad de Oaxaca de Juárez y demás pueblos del Estado de Oaxaca,

Disfruten de esta belleza y pidan  a Dios para que vivamos cada día con mas paz en  nuestra familia, solidarios y fraternos.