Arzobispo ¿porque sembrar odios y deseos de venganza, entre pueblos?

, , Comentarios desactivados en Arzobispo ¿porque sembrar odios y deseos de venganza, entre pueblos?

  • Habiendo desorden, no podemos engrandecer al país, dijo al inicio del mes patrio

Guillermo Castillejos Avila

En  Oaxaca tenemos que encontrar la armonía, las buenas relaciones, porque pelearnos por un pedazo de río, de monte, porque tenemos que sembrar en el corazón de los mas pequeños, odios, deseos de venganza y no vivir en paz, expresó el Arzobispo durante la misa dominical, en el templo de la Catedral.

En su homilía, el Arzobispo, Monseñor Pedro Vásquez Villalobos, llamó a los feligreses a ser generosos y compartir, que no se sienta incómodo apoyar y darle a una persona que necesita, dijo: siéntase feliz de compartir su pobreza.

Habló del inicio del mes patrio, donde dijo que tenemos que seguir engrandeciendo nuestro país, que no lo podemos engrandecer en el desorden, se necesita que seamos ordenados, que pongamos nuestros dones y carismas que Dios nos ha regalado, para estar mejor como país, como ciudad, como pueblo.

Pongamos nuestro granito para que estemos mejor en todos los aspectos y logremos que haya armonía y paz, subrayó el Arzobispo.

Había relatado haber visitado la comunidad de Matatlán—señalada como la capital mundial del mezcal—donde celebraban a la Señora de los Remedios con muchas mayordomías y también dijo haber estado en un pueblo donde le pidieron su intervención y su oración para alcanzar la paz.

Había y tenían dificultades con otro pueblo, afirmando los habitantes ante el Arzobispo querer y desear la paz, que no hubiera derramamiento de sangre entre los pueblos, de ahí su petición de que interviniera e hiciera algo.

De ahí el llamado  de que en Oaxaca tenemos que encontrar la armonía, las buenas relaciones y surgió la interrogante ¿porque tenemos que estarnos peleando por un pedazo de río, por un pedazo de monte, porque tenemos que estar sembrando en el corazón de los mas pequeños, odios y deseo de venganza?

Es la enseñanza que a veces dejamos de odios, rencores y sangre, y somos los hijos de Dios, indicó Monseñor Pedro Vásquez Villalobos.

Llamó a la vez a cuidar nuestro Oaxaca, nuestros pueblos, nuestras montañas y nuestros ríos, cuidemos este mundo que Dios puso en nuestra mano para que lo perfeccionemos, ojalá —dijo—que todos nosotros como ciudadanos trabajemos en nuestra sociedad para que esté mejor, cada quien en lo que le toca hacer.

Indicó que Dios bendiga a nuestras familias, porque ahí es donde aprendemos a hacer y a vivir  como lo manda Dios, si se han descuidado las familias, vamos adentrándonos en ellas y vamos cuidando nuestro hogar, vamos cuidando nuestra casa donde vivimos y la gran casa donde vivimos que es este mundo que Dios quiere que cuidemos.

Don  Pedro Vásquez, señaló e informó a los presentes en la misa de las 12 horas del día, que en esta semana se reunirán todos los Obispos en la ciudad de Monterrey, trabajando y mirando nuestro país.

Haciendo ese juicio de que está pasando en nuestro país, que pide Dios a los Obispos y como van a compartir la fe en nuestro pueblo.

Pidan a Dios para que esta reunión sea para bien del país y en bien de la iglesia mexicana, Dios los guarde a todos y disfrutemos este mes patrio, concluyó.