Ante posible multa de hasta $40,000 en Colima a quien no use cubrebocas, López-Gatell advierte riesgos al Congreso

, , Comentarios desactivados en Ante posible multa de hasta $40,000 en Colima a quien no use cubrebocas, López-Gatell advierte riesgos al Congreso

Hugo López-Gatell, riesgos sobre sanción por no usar cubrebocas

*Se podría analizar si es competencia local establecer esa medida, no a la coerción, dice la Ley, recuerda

Ante la propuesta de sancionar hasta con 40 mil pesos a quien no use cubrebocas en el estado de Colima, y que será discutida por el Congreso Local, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que respeta la soberanía de la entidad, pero en su momento ya se tendrá que analizar si es o no competencia de una autoridad local una disposición que pudiera enmarcarse en el contexto de medidas extraordinarias de salubridad general, el título 10º en la Ley General de Salud o no, que establece el respeto a los derechos humanos y no a las medidas de coerción ciudadana.

Precisó: opinamos desde el Gobierno de México, que hay que tener mucho cuidado cuando las medidas de control sanitario hacen responsable a la persona o a las personas cuando se multiplican por 127 millones de personas,  cuando se establece coerción por parte de la fuerza del Estado, no necesariamente la fuerza pública, la policía o algún otro cuerpo de seguridad, pueden ser sanciones administrativas como una multa de más de 40 mil pesos. Eso en un país que ha sido asolado por abusos de autoridad, por actos de violación de los derechos humanos, por una violencia social muy lamentable puede resultar en el enorme riesgo de que se vuelvan a abusar de los derechos humanos.

El Gobierno de México, el gobierno tiene un compromiso irrestricto con la protección, promoción y defensa de los derechos humanos en todos los aspectos y en este tema de salud hemos incorporado esa perspectiva, porque está en el centro de las convicciones de este gobierno.

Y por esa razón desde la esfera técnica que es la que nos compete en el marco de la salud analizamos que las medidas no fueran destinadas a la ciudadana, al ciudadano, sino, y esto lo hemos explicado también muchas veces, a los factores estructurales. Las personas salen de casa cuando se recomendó no salir de casa, porque tienen necesidades, tienen necesidades de conseguir el alimento, el sustento diario, la paga o tienen otras motivaciones, y las principales, no son las únicas, pero se pueden agrupar, la persona sale para trabajar, para estudiar o para llevar a los hijos e hijas a la escuela, a recrearse, entendiendo por recreación un conjunto muy amplio de actividades en la vía pública.

Si ponemos disposiciones dirigidas a la administración de esos espacios, el Sistema Educativo Nacional, están cerradas todas las escuelas de todos los niveles, los empleos, excepto aquellos centros de trabajo que tienen actividades esenciales o clausuramos temporalmente por acciones administrativas de carácter local los espacios de convivencia, de recreación, logramos disminuir a lo largo de todos estos cinco meses, la movilidad en espacio público, reducir los contagios, aplanar la curva, no se saturan los hospitales y evitamos muertes prevenibles, a pesar de que, como lo lamentamos cada vez que hablamos del desenlace fatal, puedan ocurrir, una parte de las muertes no prevenibles. Esa es la lógica.

Queríamos retomarlo, el cubrebocas es una medida de uso personal y si se impone como una disposición obligatoria, en vez de una recomendación, hay un riesgo importante de que se cometan abusos, pero además, siendo una medida auxiliar, no principal, hay un riesgo importante de que se culpen mutuamente los ciudadanos, ‘tú no traes cubrebocas eres un riesgo para mí, yo no traigo cubrebocas soy un riesgo para ti’ y entonces empieza una actitud defensiva, que siempre es muy adversa en el manejo de los problemas de salud pública. Como ocurrió con la epidemia de VIH-SIDA y sigue ocurriendo hasta el momento, esta visión defensiva no es conveniente, es mejor una visión solidaria.